Público
Público

Hollande a Sarkozy: "No es justo criticar a Zapatero hoy cuando le ponía como ejemplo ayer"

Los aspirantes a la Presidencia de Francia se reprochan mutuamente citar de manera interesada a Alemania como referente en materia económica

 

EFE

Los dos aspirantes a la presidencia de Francia, el conservador Nicolas Sarkozy y el socialista François Hollande, pusieron a Alemania como referencia en materia económica durante su debate televisado de esta noche.

Ambos, sin embargo, se reprocharon mutuamente citar de manera interesada el comportamiento del país vecino como ejemplo de lo que pretenden hacer en Francia si uno de los dos se convierte en presidente en la segunda vuelta de los comicios presidenciales el próximo 6 de mayo.

Sarkozy acusó a Hollande de aludir al ejemplo alemán como solución a los problemas de competitividad de Francia y de rechazar al mismo tiempo medidas que el conservador propone inspiradas en las aplicadas en Alemania.

El debate se tensó durante unos momentos cuando entre ambos surgió la acusación de mentir (lanzada por Sarkozy) a propósito de los índices de crecimiento económico de Francia en comparación con los de otros países industrializados. "Siempre tiene usted en la cabeza la palabra mentira", dijo Hollande frente a los reproches de Sarkozy en el comienzo de un debate en el que ambos intentaban quitarse la palabra para defender sus argumentos, pese a los esfuerzos de los moderadores por reconducir el programa.

Hollande le recordó a Sarkozy que los datos de Francia han sido en los últimos años menos favorables que los de Alemania o los de Estados Unidos. La palabra "mentira", acompañada de "calumnia", fueron pronunciadas de nuevo por Sarkozy en alusión al impuesto sobre las grandes fortunas, cuando el presidente-candidato dijo que en Francia se mantuvo y le recordó a Hollande: "Sus amigos socialistas españoles lo suprimieron".

"Seré el presidente de la justicia", declaró Hollande al principio del programa, donde dijo que desea que la justicia esté "en el centro de todas las decisiones" que tomará si llega a ser presidente. El candidato socialista dijo que pretende ser el presidente "de la unión" de los franceses y que considera que así "volverá la confianza en el país". Sarkozy dijo por su parte que espera que al final del debate los electores tengan una idea clara y que puedan decidir sobre cuál será su voto el próximo domingo.

España volvió hoy a ser mencionada en el debate que los candidatos a la presidencia de Francia. "¿Los franceses que nos miran hoy quieren encontrarse en la situación de los españoles?", se preguntó Sarkozy retóricamente después de afirmar que Francia toma prestado en los mercados de deuda pública a un tipo de interés que es la mitad del que tiene que pagar España.

"No es justo por su parte criticar al señor Zapatero hoy cuando le ponía como ejemplo ayer", replicó Hollande al presidente-candidato en alusión al anterior presidente del gobierno español y por los comentarios hechos por Sarkozy. El candidato socialista había aludido a la situación de España, así como a la de Grecia e Italia, para ilustrar las consecuencias de una política de rigor presupuestario en la Unión Europea que no viene acompañada de estímulos al crecimiento.

"Me doy cuenta de que desde que propuse añadir un pacto sobre el crecimiento, varios jefes de Gobierno están de acuerdo", declaró Hollande, quien añadió: "Existe una nueva actitud y quiero llevar adelante este plan de renegociación y volver al crecimiento". Durante la campaña electoral el caso de España ha sido mencionado reiteradamente, sobre todo por el presidente saliente, quien ha comparado en repetidas ocasiones la situación económica del país ibérico con la de Francia.

Más noticias de Política y Sociedad