Público
Público

El Ibex celebra el acuerdo de la UE con la mayor subida en dos años

El Ibex-35 sube un 5,66% y supera la cota de los 7.000 puntos tras la cumbre de la UE. La prima de riesgo se modera y queda por debajo de los 500 puntos básicos . El interés del bono español se queda en el 6,3%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los mercados celebran el acuerdo alcanzado en Bruselas por los líderes europeos para aliviar las presiones sobre la deuda pública de España e Italia. El Ibex-35 se disparó este viernes y creció el 5,66%, su mayor alza desde mayo de 2010. La prima de riesgo tambien acogió con alegría el acuerdo: cerró en 475 puntos básicos, 67 puntos menos que en la jornada anterior.

El principal selectivo de la Bolsa española ganó 380,50 puntos y recuperó la cota de los 7.000 puntos, en concreto hasta 7.102,20 puntos. De esta forma las pérdidas anuales del Ibex-35 se reducen hasta el 17,09%. Todos los grandes valores del selectivo subieron: el BBVA se revalorizó el 9 %; Repsol YPF, el 7,57%; Santander, el 6,88 %; Telefónica, el 5,17 %; Iberdrola, el 4,38% e Inditex, el 4,30%.

El espaldarazo de los inversores al acuerdo de Bruselas se cristalizó en la prima de riesgo. El diferencial con el bono alemán se contrajo hasta los 475 puntos desde los 542 puntos básicos en los que cerró el jueves. El interés del bono español también se reducía de forma sensible: cerró en el 6,32% cuando el jueves tocó la peligrosa zona del 7%.

Todos los analistas coinciden en que la UE ha dado un paso en la buena dirección y que los mercados, preparados para un Consejo Europeo decepcionante, se sorprendieron por el acuerdo y han decidido dar una oportunidad a los dirigentes de la UE desde su misma apertura.

La prima de riesgo española cayó abruptamente a primera hora del día, cuando perdió 72 puntos básicos hasta 470; sin embargo, poco después repuntó por encima de los 500, para luego ir cediendo hasta los 475 puntos básicos del cierre.

Pese a todo, España e Italia siguen pagando intereses muy elevados

Este diferencial es sensiblemente inferior al de 574 puntos básicos que se marcó a principios de la semana pasada y supone retroceder al que tenía la deuda española en la primera semana de junio.

En cuanto al bono español a diez años, la rentabilidad del 6,33 % que se exigía en el mercado secundario al cierre de la sesión, está en línea con la que se pagaba también a principios de mes, pero más lejos ya del temido 7%.  x

Italia también recibió un voto de confianza por parte de los inversores en los mercados de deuda y su prima de riesgo ha cedido 45 puntos básicos, hasta 424, pero con el bono a diez años por debajo del 6 %, exactamente en el 5,82 %.

En cualquier caso, tanto España como Italia siguen pagando intereses muy elevados en comparación con sus vecinos del norte. Por eso el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, advirtió ayer de que la situación era insostenibles y muchas instituciones no podían ya financiarse. Un claro aviso para sus socios del euro. 

Los líderes de la UE acordaron esta madrugada adoptar medidas de emergencia para bajar los costes de endeudamiento de Italia y España y para crear a finales de este año un órgano único que controle a los bancos de la zona euro, un primer paso hacia una unión bancaria europea. Además, se acordó que el futuro fondo permanente de rescate del bloque, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), será capaz de prestar directamente para recapitalizar bancos sin aumentar el déficit presupuestario de un país, y sin un estatus preferencial de antigüedad.

Para Nicolás Lopez, director de análisis de M&G Valores, “si se va a permitir que los fondos de rescate europeos compren deuda española e italiana, será disuasorio para los especuladores que estuvieran tomando posiciones y abre un tiempo para controlar las rentabilidades y el diferencial que podría seguir reduciéndose en el futuro”.