Estás leyendo: Madrid 2016 se examina

Público
Público

Madrid 2016 se examina

Test del COI en Lausana. Chicago, Tokio y Río de Janeiro también presentan hoy sus candidaturas

IGNACIO ROMO

Mercedes Coghen está tranquila. La consejera delegada de Madrid 2016 sabe que el test de hoy es importante y da la impresión de tener los deberes hechos. Madrid expone esta tarde su candidatura al Comité Olímpico Internacional (a las 16.30 horas) después de que ya lo hayan hecho, por este orden, Chicago, Tokio y Río. "Yo creo que lo de ser los últimos está bien", reconoce la mujer que hiciera historia al lograr el oro olímpico de hockey hierba en los Juegos de Barcelona.

Madrid dispone de 45 minutos para presentar su candidatura y se someterá durante otros 45 a las preguntas de los miembros del COI. Habrá incluso preguntas referidas a la crisis económica, que paradójicamente se ha convertido en una extraña aliada de Madrid. "Tenemos ya el 77 por ciento de las instalaciones construidas o en construcción: nuestro riesgo con la crisis es bajo. Londres sí está sufriendo ahora".

Para Coghen, Madrid cuenta con ventajas sólidas. "Uno de los puntos fuertes de nuestra candidatura es la gran experiencia organizativa en eventos deportivos internacionales. En los últimos diez años se han organizado 250 competiciones de alto nivel en Madrid y 400 en toda España", recuerda la consejera delegada.

El apoyo popular es otro pilar de la candidatura madrileña. "Es curioso", afirma Coghen, "que los rivales no hayan querido mostrar sus datos, pero nuestra encuesta revela que el 86 por ciento de los españoles apoyan los Juegos en Madrid". Otra ventaja de la capital española es que no existen grupos de oposición al proyecto olímpico.

La distribución de sedes de Madrid, compactada, comunicadas por transporte público y a sólo 15 minutos del aeropuerto, también ofrece confianza. "Chicago y Río tienen las sedes muy esparcidas. Y en Tokio, la mayoría de la ciudad sería ajena a los Juegos".

El punto negro de Madrid es la geografía. "En el COI nos dicen que si no estuviera Londres, nadie dudaría de la victoria de Madrid. Pero nosotros pensamos más en rotaciones culturales que geográficas". Río de Janeiro también se convierte en un obstáculo. "Sí. La verdad es que Río puede restarnos algo porque compartimos muchas cosas".

Seis personas defienden hoy la apuesta madrileña: el alcalde Ruiz-Gallardón, Jaime Lissavetzky, Alejandro Blanco, a nivel institucional, y Raúl Chapado, Antonio Fernández Alemany y la propia Coghen. Mercedes cree de verdad en la victoria de Madrid. "Si tú misma no crees, no hay nada que hacer. La pasión no admite dudas".

 

Más noticias de Política y Sociedad