Público
Público

Manifestantes antigubernamentales empiezan a tomar las calles de Bangkok

EFE

Cientos se manifestantes antigubernamentales empezaron a aparecer en las calles de Bangkok desde primeras horas del día para la gran protesta que celebrarán hoy, con motivo del tercer aniversario de la asonada que depuso a su ídolo, el ex primer ministro Thaksin Shinawatra.

El Gobierno ha desplegado unos 6.500 policías y soldados para garantizar que la manifestación transcurra con normalidad, además de imponer en la barriada donde se celebrará el mitin la Ley de Seguridad Interna, que permite declarar el toque de queda y sacar el Ejército a las calles.

La normativa entró en vigor ayer y estará vigente hasta el domingo en el distrito de Dusit, que aloja gran parte de los edificios gubernamentales, incluido el cuartel general del Ejército,

Las autoridades han advertido a los líderes del Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura, la formación que convoca la protesta y que fundaron políticos afines a Shinawatra, que no vacilarán en aplicar toda la fuerza de la ley.

Hace cinco meses, el Gobierno declaró el estado de excepción en Bangkok y cinco provincias vecinas a principios del pasado abril para contener a los "camisetas rojas".

Los líderes del Frente calculan que unas 50.000 personas acudirán al llamamiento, y aseguran que la concentración será pacífica.

No obstante, las fuerzas de seguridad han acordonado el palacio de Gobierno y otros edificios públicos claves y han montado férreos controles en los accesos a la residencia oficial del presidente del Consejo Real, el general Prem Tinsulanonda, a quien los "thaksinistas" acusan de haber sido el instigador del golpe de Estado incruento de hace tres años.

El Ministerio del Interior mantiene que el Frente busca una situación de caos y violencia similar a la que provocó en abril y que acabó con dos muertos y más de 120 heridos.

Tailandia atraviesa una profunda crisis desde la asonada producto de las disputas por el poder entre los detractores y seguidores del multimillonario Sinawatra, en el exilio desde agosto de 2008.

Un tribunal de justicia tailandés condenó en rebeldía a Shinawatra el pasado octubre a dos años de cárcel por un delito de abuso de poder durante los cinco años que gobernó Tailandia, entre 2001 y 2006.

Más noticias de Política y Sociedad