Público
Público

El maquinista, en comisaría imputado por homicidio imprudente

Francisco José Garzón ha sido dado de alta y trasladado a dependencias policiales. El ministro Fernández Díaz dice que "hay indicios racionales para considerar que pueda tener una eventual responsabilidad en lo sucedido&qu

AGENCIAS

El conductor del tren que descarriló el pasado miércoles en Santiago de Compostela, Francisco José Garzón, ha sido dado de alta y trasladado a Comisaría, imputado por un delito de homicidio por imprudencia.

Así lo ha dicho el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una rueda de prensa en la Comisaría de la capital gallega.

El maquinista fue ingresado tras el accidente en el hospital clínico de Santiago y permanece detenido por la policía en calidad de imputado por el suceso. Las mismas fuentes han precisado que el maquinista tiene traumatismo torácico y ha sido visitado en el hospital por su madre, quien también se encuentra enferma.

Al Garzón se le ha ofrecido en el centro ayuda psicológica, apoyo que ha rechazado.

Previamente, durante la visita al lugar del accidente -en el que fallecieron 78 personas- junto a la ministra de Fomento Ana Pastor, el ministro ha declarado que el maquinista del tren está detenido porque hay "claros indicios para ello".

Fernández Díaz ha explicado que el conductor se negó a declarar ante la Policía pero pasará a disposición judicial cuando el juez lo considere oportuno. "Evidentemente está detenido por la Policía porque no cabe duda de que hay indicios racionales como para considerar que pueda tener una eventual responsabilidad en lo que ha sucedido, que deberá determinar en todo caso el juez, y la investigación está abierta por las autoridades del Ministro de Fomento y las autoridades técnicas competentes para el esclarecimiento de este tipo de accidente" ha agregado.

"Cuando esté en condiciones de declarar, lo hará, y si no, en todo caso, cuando esté en condiciones clínicas y pasado el término legal, será puesto a disposición judicial", ha precisado.

El ministro ha indicado que "será la investigación, que ya está abierta por las autoridades ferroviarias y demás, las que determinen poner las pruebas a disposición del juez, y el juez determinará lo que proceda". 

Ayer fue el presidente del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), Gonzalo Ferre, quien culpaba al maquinista lavándose las manos en cuanto a la posible responsabilidad de su empresa en el accidente . Así, aunque aún se desconocen las causas oficiales del siniestro -los investigadores están analizando el contenido de la caja negras del tren-, Ferre acusó directamente a Francisco José Garzón afirmando que debería haber frenado cuatro kilómetros antes de que se produjera el accidente.  

Por su parte la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado que son la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) de Fomento y la investigación judicial las que deben determinar "todo lo que pasó" en el accidente del pasado miércoles.

"Hay que ayudarlos (a las victimas) para que recuperen un poco de paz"

En respuesta a las preguntas sobre las causas del accidente, Pastor ha indicado que, desde el momento en que ocurrió el suceso -que ha calificado como la "mayor tragedia que hemos conocido"-, lo que se ha hecho es poner a disposición de la investigación judicial todos los "elementos" y "recursos humanos" necesarios para que se pueda esclarecer la verdad y las causas del descarrilamiento.

Ha apostado por que los investigadores puedan trabajar y esclarecer la verdad para después "tomar las decisiones que haya que tomar" y ha asegurado que todos los implicados en la investigación están trabajando "con rigor" y que ahora lo más importante es que todavía hay personas que necesitan poder llorar a las víctimas.

"Hay que ayudarlos para que recuperen un poco de paz, porque el sufrimiento no se lo vamos a quitar", ha sentenciado la ministra.

El ministro ha explicado que continúan las labores de retirada del convoy siniestrado, justo en el momento en el que otro tren circulaba a la altura del que sufrió el siniestro. "Ahora pasa un tren. Este es un momento importante", ha dicho Fernández Díaz en alusión a los trabajos para recuperar el servicio ferroviario en la zona.

El tráfico ferroviario de la vía 1, por la que circulaba el tren que descarriló, sigue cortado mientras que el de la vía 2 se restableció ayer, según indican fuentes de Adif. La previsión es que el servicio al completo se restablezca a lo largo del fin de semana.

Fernández Díaz también ha tenido palabras de agradecimiento por el trabajo desarrollado tras el accidente por los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil en la atención a las víctimas, y la de los de la unidad científica, que trabajan en la identificación de los muertos. "Es mi deber como ministro de Interior, y lo hago muy gustosamente", ha confesado.

El ministro ha resaltado que "evidentemente Galicia y los gallegos están dando un ejemplo a toda España y a todo el mundo de solidaridad con su comportamiento desde el primer momento", al tiempo que ha incidido en la coordinación y el trabajo "ejemplar" de todas las administraciones para atender a las víctimas.

Acompañan a los ministros en su visita el delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, y el presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, entre otras autoridades.

Los ministros tienen previsto trasladarse, tras esta visita, al centro en el que permanecen familiares de las víctimas mortales y, posteriormente, reunirse con los policías nacionales que participaron en la noche del pasado miércoles en el auxilio de las víctimas.

Más noticias de Política y Sociedad