Público
Público

Micheletti dilata el retorno a la presidencia de Zelaya

Miembros de ambas delegaciones aseguran tener el texto final consensuado

DANIEL LOZANO

Honduras vivió ayer uno de sus días más felices de las dos últimas décadas. El país celebró la clasificación de su selección para el Mundial de Suráfrica 2010 con desmedida pasión, como si les fuera la vida en ello. Y mientras Micheletti recibía a los futbolistas, nuevos héroes en un país que carece de ellos, las negociaciones en la Mesa Guaymuras proseguían con idas y venidas, dimes y diretes, en un claro pulso entre el presidente golpista y el derrocado Manuel Zelaya. Un pulso entre dos hombres que no se fían el uno del otro.

Zelaya tiene sus cartas sobre la mesa, tras aprobar con algunas modificaciones el acuerdo consensuado por las dos delegaciones. "Lo que tenemos ahora es una base común, negociada, para firmar el acuerdo", aseguró Víctor Meza, jefe de la delegación zelayista y el hombre del día. Fuentes cercanas a la negociación aseguran que Meza, ex ministro de Gobernación y Justicia, podría ser la tercera persona que asumiera el poder para llevar el país a las elecciones generales del 29 de noviembre. Es una de las cartas que se han barajado en una partida de la que depende el futuro de este país.

Los golpistas intentan que Zelaya termine exiliado en España

Las mismas fuentes sostienen que el principal problema es el tiempo. ¿Cuándo se producirían los cambios? ¿Ahora, antes de las elecciones o después? Uno de los escenarios ideados por el equipo de Micheletti es de tal complejidad que se desconoce si tiene asidero legal: restitución de Zelaya, el presidente firma una serie de decretos y da paso a Víctor Meza. El presidente derrocado viajaría entonces a España para vivir en el exilio.

Pero el presidente Zelaya, no ha abandonado el motivo de su cruzada: ser restituido en Casa Presidencial y gobernar bajo las condiciones que imponen los puntos aprobados en este mismo acuerdo.

Filtraciones y secretos se mezclan en Guaymuras, una mesa de diálogo que continuaba reunida al cierre de esta edición y donde hasta los medios de comunicación influyen. El frenazo que se produjo el miércoles tras el principio de acuerdo fue provocado por el malestar que creó en Micheletti la repercusión que en la CNN y en medios internacionales alcanzó esta noticia. El presidente de facto ordenó que se suspendiera la sesión de la tarde.

Los medios de comunicación opositores al golpe siguen cerrados

Texto consensuado

Para Rasel Tomé, la mano derecha de Zelaya en la embajada de Brasil, el final del túnel está muy cerca. "Ya existe consenso en el 100% del texto del acuerdo. Ahora estamos en etapa de validación política", aseguró. Una opinión similar a la que apuntó el general Romeo Vásquez: "Hemos avanzado bastante, las crisis tienen sus comienzos, su parte más álgida, pero también su final", indicó.

En la resolución final del conflicto sobrevuela el desmedido interés de Micheletti por dilatar un proceso que de momento le tiene cumpliendo el sueño de su vida: ser presidente. Ayer vivió minutos de gloria durante el recibimiento a la selección. El gol del estadounidense Jonathan Bornstein en el último segundo del partido entre EEUU y Costa Rica, que ya nadie esperaba en un país que sólo sabe sufrir, les ha llevado a un estado de euforia. Una alegría desbordante, esperada durante 28 años, que sólo el aguafiestas oficial de este país, el mismo Micheletti, mitigó con sus amenazas a la Resistencia: "Que respeten las leyes del país, que no vamos a tener ninguna piedad para tomar determinaciones serias y estrictas".

Y un detalle: ayer fue fiesta oficial en Honduras, según el decreto de urgencia promulgado por el Gobierno. En cambio, el decreto que deroga el Estado de sitio no se ha publicado todavía en la Gaceta de Honduras, requisito necesario. Por lo tanto, Radio Globo y Canal 36, medios afines a Zelaya, continúan amordazados por el Gobierno. Y van 19 días.

 

Más noticias de Política y Sociedad