Público
Público

La noche blanca vuelve a Madrid

Reuters

Por Cristina Fuentes-Cantillana

Una vez más, Madrid se prepara a lo grande para pasar la noche en vela bajo la luna nueva, y lo difícil será que los trasnochadores no tropiecen en sus andanzas nocturnas con músicos, actores, público o incluso patinadores.

y madrileño es el que está en Madrid - podrán asistir a espectáculos de danza, teatro, cine y luces de colores.

Si lo que quieren es participar y dejar de mirar, también podrán marcarse un baile frente al Museo Reina Sofía con bailarines expertos o sumarse al encuentro de patinadores de las 23 horas. Los más dispuestos pueden alquilar una de las bicicletas ofrecidas por la Asociación Madrid Probici.

En su cuarta edición, la cita se ha organizado en itinerarios, comenzando por el llamado "Programa del Comisariado", organizado por el comisario invitado Rafael Doctor, que ha tomado el regalo como tema principal. Se suman el circuito de cine, de Agentes Artísticos Independientes, el de las Salas Alternativas y Teatros de Creación y el circuito de Música.

Son tiempos de preocupaciones, y habrá quien tema no poder quitarse los problemas de encima. Para resolverlo, nada como acercarse por una de las diez plazas en las que cien dibujantes no profesionales, capitaneados por el artista Aitor Sarabia, ofrecerán "dibujos curativos" que sirvan de amuleto ante aventuras y desventuras.

LUCES, CÁMARAS... Y BANDAS

Tres equipos de rodaje de la cineasta Chus Gutiérrez rondarán las calles para crear una historia de ficción sobre tres chicas adolescentes y, además, un pequeño documental sobre la Noche en Blanco.

Las luces vuelven a jugar un papel en esta celebración con tres intervenciones: "Camino de luz", que precede a la celebración del centenario de la Gran Vía el año próximo; "Injertos lumínicos" y "Verde", que propondrán otra iluminación para el corazón de la ciudad.

En el Edificio Telefónica, un sistema de pantallas y cámaras transformará a los paseantes en colores para formar una pintura abstracta en la instalación Pixel Mirror, creada por artistas letones y que será la representación europea en la cita madrileña.

Pero no todo es arte moderno bajo la luna llena. Bajo el título de Bandas Sonoras, 20 bandas municipales recorrerán el centro, y la banda ye-ye "Los 4 jets" reaparece como "Los surcos" en la sala de actos de la Delegación del Principado de Asturias en Madrid.

Una forma original de celebrar la noche es cediendo sangre, y no ante vampiros sedientos sino ante cocineros de sushi, que prepararán un tentempié a los donantes para acompañar el clásico bocadillo, todo esto en la instalación Bloodsushibank del Matadero de Madrid. La sangre, recogida por personal médico del Centro de Transfusión de la comunidad, será para usos médicos.

Como es habitual, el Ayuntamiento cortará muchas de las calles más emblemáticas para hacerlas peatonales por una noche, incluyendo algunos tramos de Castellana, Recoletos y paseo del Prado, así como Alcalá, Gran Vía o la calle Mayor.

Aunque la idea es, ante todo, pasear, para ir -y volver- el público puede contar con el transporte público en general y las líneas de autobuses de la Empresa Municipal de Transportes en particular, que servirán a todos los puntos de actividades. Eso sí, los "búhos" no saldrán de Cibeles sino de plazas como Colón y Neptuno. Los detalles pueden consultarse en la página http://lanocheenblanco.esmadrid.com/.

Más noticias de Política y Sociedad