Público
Público

La OEA buscara reactivar los mecanismos de cooperación entre Colombia y Ecuador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) podrían instruir hoy al secretario general del organismo la reactivación de los mecanismos de cooperación existentes entre Colombia y Ecuador, y que presente sus resultados en la próxima Asamblea que se celebrará en junio en Medellín (Colombia).

Este es uno de los puntos principales del proyecto de resolución que los países miembros de la OEA discuten en estos momentos en Washington a puerta cerrada y que, con modificaciones, será sometida a la consideración de la reunión de consulta de cancilleres hoy mismo.

El documento en discusión, al que tuvo acceso Efe, fue elaborado por un grupo de embajadores en el que tuvieron especial presencia los representantes de México y Venezuela.

"Este es el documento sobre el que intentamos negociar", dijo una fuente hemisférica que pidió el anonimato y que no ocultó que las conversaciones todavía son muy preliminares, porque ambas partes tienen muchas reticencias.

El proyecto de resolución, por lo demás, no es un "documento muy ambicioso" pero según las fuentes, "puede ser útil para seguir adelante".

En sus puntos resolutivos, si se mantiene el texto tal como está, los cancilleres harán suya la Declaración de los Presidentes del Grupo de Río emitida en Santo Domingo el pasado 7 de marzo "la cual contribuyó a mantener un clima de paz y entendimiento en nuestra región".

Tras "tomar nota" del informe presentado por la comisión encabezada por el Secretario General, José Miguel Insulza, que viajó a la zona, manifestó su respaldo a las iniciativas que en "coordinación con el Gobierno de Colombia, se realizan en favor de la liberación de los rehenes en manos de las FARC".

A renglón seguido, expresó "su firme disposición de contribuir a que se alcance la paz en la hermana república de Colombia".

El proyecto de resolución sobre el que trabaja la OEA, en los considerandos, se refiere a la "crisis producida el 1 de marzo por la incursión de fuerzas militares y efectivos de la policía de Colombia en territorio del Ecuador".

Esta incursión, según el texto, se produjo "sin consentimiento ni conocimiento del Gobierno de Ecuador, para realizar un operativo en contra de miembros de un grupo irregular de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que se encontraban clandestinamente acampando en el sector fronterizo ecuatoriano".

Recoge asimismo el hecho de que, en el marco de la XX Cumbre del Grupo de Río, el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, "ofreció al Gobierno y al pueblo de Ecuador plenas disculpas por la violación del territorio y la soberanía de la república del Ecuador, ocurrida el 1 de marzo de 2008".

Agregó que Uribe, "en nombre de su país, se comprometió a que estos hechos no se repetirán en el futuro, bajo ninguna circunstancia".

Entre las consideraciones que se tienen en cuenta en este Proyecto a resolución, se indica cómo la Carta de la OEA reafirma el principio de que las "controversias de carácter internacional que surjan entre dos o más estados americanos deben ser resueltas por procedimientos pacíficos" y se subraya también cómo el propósito esencial de la OEA es "afianzar la paz y la seguridad del continente".

Igualmente señaló, citando la Carta de la OEA que el "derecho que tiene el estado de proteger y desarrollar su existencia, no lo autoriza a ejecutar actos injustos contra otros Estados".

El proyecto de resolución se hace también eco del artículo 19 de la Carta que indica que "Ningún Estado tiene el derecho a intervenir directa o indirectamente, y sea cual fuere el motivo, en los asuntos internos o externos de cualquier otro".

Se subrayó igualmente que el "territorio de un estado es inviolable" y que no puede ser objeto de ocupación militar ni de otras medidas de fuerza tomadas por otro Estado, directa o indirectamente, cualquiera que fuere el motivo, aún de manera temporal".

La reunión de cancilleres, que debería de haber comenzado en Washington a las 14.30 GMT de hoy, continúa sin empezar dos horas después.

Las negociaciones se llevan a cabo en distintos grupos y a puerta cerrada en medio de un fuerte silencio diplomático motivado por las discrepancias que mantienen Ecuador y Colombia.