Público
Público

Papi Berlusconi, en el Orgullo Gay romano

Una de las carrozas fue bautizada 'Papi gay', en referencia al apelativo cariñoso con el que la joven Noemi llama al premier italiano

EFE

La actriz italiana Ornella Mutti amadrinó hoy la tradicional manifestación del Orgullo Gay en Roma, en un festivo recorrido por las calles de la capital de Italia en el que no faltaron las alusiones al primer ministro, Silvio Berlusconi, ni a sus escándalos.

Una veintena de carrozas salieron a las calles de Roma para hacer el recorrido que va desde la Plaza de la República hasta la turística Plaza Navona, en un fin de fiesta con la compañía de Mutti, encargada de cortar la cinta que cierra la manifestación y da comienzo a los festejos.

La actriz será además protagonista de la fiesta organizada por la asociación homosexual Circolo Mario Mieli, principal promotor de la marcha, esta noche a partir de las 23.30 hora local en una popular discoteca de la capital italiana.

La manifestación contó con la presencia de varias decenas de miles de personas, según los medios de comunicación italianos, entre ellos algunos que llevaban camisetas con el mensaje My name is Noemi, en referencia a la joven Noemi Letizia, cuya fiesta de cumpleaños ha desencadenado la separación de Berlusconi.

Y es que el primer ministro estuvo muy presente durante una marcha que llevaba por lema "Libres todos, libres todas" y en las que se exigió a los políticos italianos el reconocimiento de los matrimonios entre el mismo sexo.

Una de las carrozas de la asociación Circolo Mario Mieli llevaba por título "Papi gay", en referencia al Papi con el que Noemi Letizia llamaba a Berlusconi, cuya relación aún no ha sido aclarada del todo y sobre la que se sigue especulando en Italia.

"El primer ministro no nos puede dar lecciones de moralidad y de familia. Es evidente que no se lo puede permitir. Este país necesita seriedad ya sea en la política como en los derechos para nuestra comunidad", dijo durante la marcha Rossana Praitano, presidenta del Circolo Mario Mieli.

"Nuestra carroza más que tomar el pelo pone el acento sobre esta situación para superarla. Nosotros, que a menudo somos pintados como extremistas, poco serios, nos mostramos muy serios en la reivindicación de nuestros derechos y pedimos lo mismo a la política italiana", añadió.

Más noticias de Política y Sociedad