Público
Público

Ellas piden la pelota

Calala, el único fondo de mujeres de España, organiza un torneo de fútbol sala femenino con dos objetivos: romper con los estereotipos y recaudar dinero para asociaciones con escasos recursos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Haz juego por el movimiento de mujeres: ¡la pelota está en tu campo!'. Con ese lema tan directo, el fondo de mujeres Calala organizó el pasado sábado 21 de septiembre su primer torneo solidario de fútbol sala femenino marcándose dos retos primordiales. El primero, recolectar dinero para repartir entre diversas asociaciones de mujeres con escasos recursos. El segundo, intercambiar experiencias y acercar el movimiento feminista al ámbito deportivo. 'Queríamos que las feministas nos empapáramos del fútbol y las futbolistas del feminismo', resume a Público Elba Mansilla, coordinadora del torneo y participante en el mismo.

La primera Copa Calala reunió en las instalaciones de l'Eix Transversal (CEM Bogatell, Barcelona) a jóvenes de edades, nivel futbolístico y condición sexual diversa pero con un propósito común: marcarle un  gol a las desigualdades que siguen sufriendo miles de mujeres tanto en Latinoamérica como en España. Al campeonato se presentaron desde equipos con jugadoras que militan en la División de Plata -como el BellSport de Hospitalet, que se llevó el torneo- hasta equipos formados ex profeso para la ocasión. Incluso uno de los equipos lo componían mujeres del colectivo Mujeres Pa'lante, uno de los beneficiarios de la iniciativa. Lo de menos era el resultado. Pese al tópico, lo importante era participar. Estudiantes universitarias, trabajadoras, desempleadas, amas de casa, lesbianas, heterosexuales, inmigrantes... Todas se pusieron la camiseta de la solidaridad sin importar sus circunstancias personales.

Ocho equipos femeninos se midieron el pasado sábado en un torneo benéfico en favor de asociaciones de mujeresPara poder sufragar la organización del torneo, las responsables promovieron una campaña de crowfunding en la plataforma Verkami en la que lograron reunir en dos semanas los 2.000 euros que necesitaban para pagar las instalaciones deportivas y demás gastos de promoción y puesta a punto de la Copa. Una buena suma de dinero gracias al altruismo de 52 mecenas. Además, se recolectaron 900 euros sacados de las inscripciones de los equipos y el pago de las equipaciones, que han ido a parar a las arcas de Calala, que será la que los reparta entre las diferentes asociaciones a las que apoya.

El concepto que aporta Calala a la lucha por la igualdad es todavía un terreno apenas explorado en España. Se trata de un fondo de mujeres que se creó en 2010 y que a día de hoy sigue siendo el único en este país. Su misión principal es 'conseguir recursos económicos y apoyo solidario de mujeres feministas y de otras instancias para entregarlos a organizaciones de mujeres en Latinoamérica y en España'. Así lo define su directora, María Palomares, que especifica que el fondo 'apoya a colectivos de base de mujeres que no tienen peso en organizaciones jurídicas, sin grandes estructuras y compuestas por activistas feministas con dificultades para acceder a otro tipo de donantes que imponen unos requisitos muy fuertes para acceder a sus fondos'.

En concreto, Calala colabora en Barcelona con la asociación Mujeres Pa'lante, en Bilbao con Mujeres con Voz y en Madrid con la Red de Trabajadoras Latinoamericanas y del Caribe en España, así como con la cooperativa Tamaia- Viure sense Violència, que lucha desde hace 20 años contra la violencia en género.  Estas asociaciones se benefician del dinero que se recolecta a través de varías vías. Una de ellas es lo aportado mensual o anualmente por donantes individuales. Otra es lo que aportan donantes institucionales, como por ejemplo el apoyo que presta a Calala la prestigiosa Open Society Foundations, creada por George Soros. Y por último, también se reúnen fondos en actividades concretas de recaudación, como ha podido ser un mercadillo solidario, jornadas solidarias con actividades o el citado torneo de fútbol sala.

'La filantropía feminista es todavía reciente en España y no hay una cultura de donaciones como en otros países'La labor de Calala traspasa, incluso, la labor de apoyo económico a este tipo de asociaciones feministas. 'También damos difusión a campañas de comunicación y ahora no estamos acercando al mundo corporativo para crear vínculos con empresas que tengan intereses en los derechos de las mujeres y que tengan políticas interesantes de responsabilidad corporativa', explica María, que también resalta la apertura de un nuevo programa orientado hacia mujeres emprendedoras. Pese a todo, Calala sigue siendo una voz en el desierto que pretende ir allanando el camino a otras iniciativas en esta materia. 'El tema de la filantropía feminista es todavía reciente en España y no hay una cultura de donaciones como en otros países donde están los principales fondos de mujeres. Nosotras estamos creando aquí un contexto, vamos sensibilizando y vamos poco a poco intentando que la gente vaya tomando más conciencia', afirma.

El campeonato ha demostrado ser una buena primera toma de contacto para concienciar de la lucha feminista a través del deporte. Pero más allá del fútbol, el evento tuvo su toque musical gracias a la aportación desinteresada de reconocidas DJ como Rudith Rude, Laia Selectora y Sista Iris. 'Ellas también se mueven en ambientes muy masculinizados y les hacía mucha ilusión venir a apoyar un torneo feminista como éste',  comentaba en muestra de agradecimiento Elba. Y tras sudar la camiseta, incluso hubo tiempo para una charla sobre fútbol y solidaridad feminista que corrió a cargo de Las Panteras Amarillas, club deportivo de lesbianas que trabaja para erradicar la discriminación y la lesbofobia en el deporte.

'Sin el apoyo del Estado ni de las administraciones estamos haciendo verdaderas maravillas'Elba resalta que, pese a las dificultades de poner en marcha un torneo de estas características desde cero, la respuesta ha sido sumamente positiva y confía en que haya una próxima edición en la que 'sea mucho más fácil poner la maquinaria en funcionamiento'. Y es que toda iniciativa es poca para que el deporte femenino sea cada vez más visible en una sociedad todavía machista y en un tiempo en el que los recortes han cerrado por completo el grifo de las ayudas a los clubes más modestos y a los deportes más minoritarios. Elba destaca que, pese a no contar con la atención mediática ni el apoyo institucional del que gozan las deportistas en países como Alemania, 'las únicas que han dado resultados últimamente en el deporte de élite pese a todas las complicaciones han sido las mujeres'.

'Nosotras reivindicamos y denunciamos que sin el apoyo del mercado, del Estado y de las administraciones estamos haciendo verdaderas maravillas para poder practicar nuestro deporte. Si tuviéramos un poquito de apoyo y se discriminara positivamente a las mujeres, no sé hasta dónde podríamos llegar', alza la voz Elba, que sólo pide un mínimo de equidad entre ambos sexos para que 'no tengamos que pagar un doble peaje por ser mujer y por practicar el deporte que nos gusta'. 

Más noticias en Política y Sociedad