Público
Público

La Policía italiana investiga a Berlusconi por posible "inducción a la prostitución"

Unas escuchas italianas paracen probarlo. 'Il Cavaliere' califica de "basura" las informaciones de la prensa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las escuchas telefónicas practicadas por la policía que investiga a una empresa de Bari han interceptado conversaciones en las que se habla de supuestos pagos a las jóvenes invitadas a las fiestas del primer ministro italiano, Silvio Berlusoni, asegura este miércoles el diario milanés Corriere della Sera.

Según el rotativo, en dichas conversaciones se puede oír supuesamente cómo un invitado a las fiestas de Berlusconi en Villa Certosa, en Cerdeña, y en el Palacio Grazioli, residencia oficial del político en Roma, 'hace alusión al ingreso de dinero a las chicas invitadas a participar ' en ellas. 'Lo que ha suscitado el interés de los magistrados ha sido la referencia al ingreso de dinero a las chicas que aceptaban participar', afirma el diario que subraya que hace falta verificar si ha podido haber episodios de 'inducción a la prostitución'.

El diario explica que todo comienza con la investigación de las autoridades de Bari a la compañía Tecnohospital, del sector de la tecnología hospitalaria y dirigida por los hermanos Giampaolo y Claudio Tarantini, por una posible implicación en una trama de concesiones oficiales a cambio de sobornos.

Según el Corriere della Sera, es supuestamente Giampaolo Tarantini, que pasa los veranos en una casa cercana a la mansión de Berlusconi en Cerdeña, a quien le han interceptado unas conversaciones sobre las fiestas del primer ministro.

Con su habitual manera de defenderse cada vez que sale un caso de este tipo que pone en evidencia la vida del primer ministro italiano, Berlusconi calificó de 'basura' todas estas informaciones. Y recurrió también a su habitual teoría de la conspiración de los medios: 'Otra vez los periódicos se llenan de basura y de falsedad. Yo no me dejaré condicionar por estas agresiones y continuaré trabajando como siempre por el bien del país', aseguró Berlusconi.

Primero su relación con una menor, después el divorcio de su esposa , las fiestas en los aviones y, finalmente, las fotografías en Villa Certosa, han terminado por dejar la reputación de Berlusconi por los suelos. Ayer, la fiscalía se negó a secuestrar las 5.000 fotografías que dice tener en su poder el autor de las instantaneas en la villa del Berlusconi, mientras que con tanto escándalo el PdL, su partido, notó el efecto en las elecciones europeas. Y entonces echó la culpa a la venta de Kaká al Real Madrid y a las declaraciones de su esposa, Veronica Lario.

 

Más noticias en Política y Sociedad