Público
Público

Polonia y Rusia, una rivalidad más allá del fútbol

Los conflictos históricos entre ambos países y la tensión latente entre ambas aficiones dejan a un lado el partido que cierra la segunda jornada del grupo A

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Eurocopa se paraliza ante el segundo partido de la jornada en el Estadio Nacional de Varsovia. Polonia contra Rusia. Y no es por su trascendencia futbolística, precisamente. Los conflictos históricos entre ambos países dejan en segundo plano el desenlace del grupo A. Los preparativos del encuentro constituyen 'el mayor desafío' para la policía polaca.

Desde que se supo que las selecciones quedaban emparejadas en el mismo grupo, los aficionados radicales empezaron a amenazarse por Internet. Con 30.000 polacos y 10.000 rusos en el estadio más la gran cantidad de hinchas que se quedarán fuera, la amenaza de posibles enfrentamientos planea sobre el ambiente. 

Las tensiones vienen de lejos. Las cuatro décadas de régimen soviético aún pesan en Polonia, que todavía mantiene viva en la memoria la masacre de Katyn, donde murieron miles de polacos bajo las órdenes de Stalin. Unos años atrás, en 1920, el Ejército Rojo fue detenido a las puertas de Varsovia.

La policía ha reforzado su despliegue habitual para un día de partido

A todo ello hay que sumar las acciones convocadas por los hinchas rusos en la jornada que conmemoran el Día de Rusia. En primer lugar, unos 5.000 aficionados protagonizan una marcha por las calles de Varsovia, autorizada por las autoridades polacas, desde las 15 horas hasta el estadio que acogerá el encuentro a partir de las 20.45. Tiempo más que de sobra para que salten chispas. Por ello, el Ministerio de Interior polaco ha reforzado el despliegue policial habitual de un día de partido para controlar, sobre todo, a los que no tengan entrada.

Además, según publica el periodista ruso Slexei Lebedev en su blog, los aficionados de su país tienen previsto lanzar al campo aviones de papel durante la interpretación de los himnos nacionales mientras enarbolan una pancarta con la palabra Smolensk, ciudad donde se estrelló en abril de 2010 el avión en que viajaba el entonces presidente polaco, Lech Kaczynski. El jefe de Estado y el resto de los ocupantes del aparato murieron en el accidente.  

Los rusos aducen que fueron los polacos los que iniciaron los ataques después de que cientos de hooligans irrumpieran en el hotel de la concentración rusa gritando 'putos rusos' y otros insultos, según informó la prensa de Rusia. Lo cierto es que las hostilidades comenzaron al poco de iniciarse el torneo. La UEFA ha abierto un expediente a la Federación Rusa de Fútbol después de que un grupo de aficionados provocaran incidentes violentos tras el Rusia 4 - Repúlica Checa 1 de la primera jornada. 

Los rusos han protagonizado buena parte de los incidentes violentos que se han producido en la Eurocopa

Al término del encuentro, en el que también varios hinchas lanzaron insultos racistas y exhibieron pancartas ilícitas, según la organización Futbol Contra el Racismo en Europa, cuatro miembros de la fuerzas de seguridad polacas tuvieron que ser hospitalizados tras ser agredidos. Según los datos de la policía polaca, desde el inicio de la Eurocopa se han producido 72 detenciones tras incidentes protagonizados principalmente por aficionados de Croacia y Rusia.

En lo futbolístico, los anfitriones están obligados a sacar un resultado positivo ante Rusia, que llega lanzada tras su exhibición y goleada contra los checos. Las tablas ante Grecia (1-1) en el partido inaugural del torneo obligan al equipo que dirige Franciszek Smuda a no despistarse lo más mínimo ante un rival que ahora mismo lidera el grupo A.

Mientras todo son dudas sobre el rendimiento de los polacos, todo son halagos para los pupilos del holandés Dick Advocaat, ya que ni los más optimistas soñaban con un comienzo tan esperanzador y con una victoria tan fácil y convincente. No obstante, tanto seleccionador como jugadores se muestran cautos y aseguraron que el objetivo de clasificarse para los cuartos de final aún no está asegurado.

Los de Advocaat buscan una victoria que les podría dar el primer puesto del grupo A

Por ello, Advocaat ha conjurado a los suyos para que afronten el partido contra los polacos con la urgencia de lograr una victoria, que les aseguraría el pase y, previsiblemente, el primer puesto. La diferencia de quedar primero o segundo grupo no es baladí, ya que en los hipotéticos cuartos de final esperarían los equipos del grupo de la muerte (B), es decir, Alemania, Holanda, Portugal o Dinamarca. El pequeño Napoleón, como es conocido Advocaat, podría poner de inicio al exdelantero del Tottenham, Román Pavlyuchenko, cuya salida fue providencial ante los checos, ya que dio una asistencia y marcó un golazo tras una gran jugada personal.

Polonia es consciente que no tiene más remedio que ir a por el partido, pero también que buena parte del peligro de Rusia, como sufrió la República Checa, llega en la velocidad en la transición a la contra. Smuda debe hacer el cambio obligado en la portería tras la expulsión en el primer encuentro de Wojciech Szeczesny. Przemyslaw Tyton, quien detuvo nada más salir un penalti a Giorgos Karagounis, será el meta titular.