Público
Público

Los portavoces del PSOE y el PP se enzarzan a cuenta del "que se jodan"

Rodríguez exige la dimisión de Fabra por insultar a los parados y Alonso replica que la diputada popular sólo respondió a los "gestos y exabruptos" de los socialistas

PÚBLICO.ES / AGENCIAS

Un "que se jodan" que bien vale una dimisión. El PSOE cree que el grito proferido por la diputada popular Andrea Fabra en el pleno del pasado miércoles merece que el presidente del Congreso, Jesús Posada, la suspenda. La parlamentaria, sin embargo, se ha excusado esta mañana, cargando las tintas contra los socialistas por "manipular y tergiversar usando el drama del paro". Ella, ha insistido, no insultó a los desempleados. En ese caso, el "que se jodan" iría dirigido a la bancada del puño y la rosa.

Soraya Rodríguez, su portavoz, obvió las "excusas" de Fabra y pidió en una carta a Posada que iniciase el procedimiento reglamentario previsto para las conductas "graves" en el hemiciclo, a fin de suspenderla temporalmente en su condición de diputada. La expresión, según Rodríguez, fue "extremadamente grave, ofensiva y despectiva". De paso, emplazó en otra misiva a su homólogo del PP, Alfonso Alonso, a que adoptase las "decisiones necesarias" para que Fabra renuncie a su acta.

Éste, sin embargo, ha replicado con contundencia a Rodríguez en una tercera carta en la que censura la "conducta de algunos diputados socialistas que interrumpieron a Rajoy con todo tipo de gestos y exabruptos". Alonso se refiere al momento en el que el presidente del Gobierno anunciaba recortes en las prestaciones a los parados. Fabra se escudó precisamente en la "bronca" socialista para negar que su "respuesta" fuese un insulto a los desempleados.


La tesis de Alonso es que la actitud de los diputados del PSOE "levantó la indignación" en algunos parlamentarios del PP (se supone que fue el caso de Andrea Fabra), por lo que calificó de "insólita" la carta de Rodríguez, un "juicio de intenciones carente de fundamento". Además, el portavoz popular considera que la diputada "ya ha aclarado suficientemente este lamentable malentendido", mostrando su "profundo respeto" a los parados.

Alonso se quejó porque "algunos" están "intentando desacreditar" a Fabra (hija del expresidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra) "por lo que no hizo" y, de paso, "contaminar la imagen" del Congreso. Por ello, le pidió a Rodríguez que no contribuya a "dañar injustamente la imagen de una persona que ha dado ya la aclaración de ese incidente".

Más noticias de Política y Sociedad