Público
Público

El PP busca en el Alakrana nueva munición política

El PSOE sostiene que en ningún país europeo la oposición hace uso partidista de los secuestros de barcos. El BNG considera que no compete a los partidos decidir cómo se llevará a cabo la liberación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tres semanas después de que los piratas abordaran en aguas del Índico el atunero vasco Alakrana, el PP ha metido de lleno el secuestro en la brega política. En los últimos días varios de sus representantes han utilizado la situación de los 36 tripulantes del pesquero (16 de ellos españoles) para hacer oposición. Sus declaraciones llegan después de una semana sin noticias de los rehenes y con el Gobierno negociando una solución.

Desde el PSOE tachan de 'inaudita' la situación y destacan que 'el PP es el único partido europeo que ha sido capaz de hacer oposición aprovechando el secuestro de sus compatriotas'.

Empezó el miércoles el diputado conservador Arsenio Fernández de Mesa pidiendo la comparecencia de la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega para que explique la 'falta de coordinación del Gobierno' en la gestión de la crisis. Lejos de desacreditarle, ayer, en declaraciones a Telecinco, su portavoz parlamentaria elevó aún más el tono. Soraya Sáenz de Santamaría recalcó la 'sensación de debilidad que está dando España'. A su juicio, la imagen que se proyecta es que 'llevamos a nuestros barcos sin proteger y no sabemos dar una respuesta'. Desde el PP se ha solicitado en varias ocasiones que, para garantizar la protección, se embarque a infantes de marina en los buques españoles que faenan en Somalia.

Soraya Sáenz de Santamaría recalcó la 'sensación de debilidad que está dando España'

A través del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, el PP ha criticado incluso la detención por parte de la fragata Canarias de dos de los piratas que participaron en el asalto. También en este caso Sáenz de Santamaría optó ayer por subirse al carro. La portavoz aseguró que el traslado de los piratas a España (ordenado con carácter 'urgente' por el juez baltasar Garzón) se debió a una 'decisión política'. Además, vaticinó que no será posible una condena, lo que provocará 'un ridículo mayúsculo'.

La respuesta la encontró en boca de Jesús Cuadrado, el portavoz socialista de Defensa. Según el diputado, a nadie en toda Europa 'menos al PP' se le ocurriría pedir explicaciones a su Gobierno sobre una negociación en curso ni utilizar la 'precupación' de todos los españoles para sacar réditos políticos. 'Es la hora del Gobierno. Un minuto después de la liberación podremos discutir sobre qué se hizo bien y qué mal, pero ahora no', censuró.

'¿Acaso si gobernaran habrían desobedecido la orden de Garzón?'

Curiosamente, su opinión coincide con la petición de 'sensatez' de un destacado dirigente conservador. El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, se negó a participar, en este momento, 'de una polémica pública ni de las críticas al Gobierno'. No será hasta que la tripulación 'vuelva a casa', cuando el PP vasco entre a calificar la gestión socialista del secuestro.

Los reproches de Cuadrado al PP no quedan ahí. El diputado acusó al PP de 'frivolidad' por criticar el traslado de los detenidos. '¿Acaso si gobernaran habrían desobedecido la orden de Garzón?'. El portavoz también achacó a la 'falta de rigor' la reiterada petición del PP de que se embarquen militares en los pesqueros españoles. Cuadrado aclaró que la normativa española lo impide y 'la ley no debe cambiarse cada dos días'. El Gobierno, junto a la Organización Marítima Internacional, estudia la posibilidad de introducir seguridad privada suficientemente armada. En todo caso, advierte, sea cual sea la solución, 'no será milagrosa'.

Tampoco el BNG comparte la oportunidad de las críticas al Gobierno. La diputada gallega Olaia Fernández comparte 'el silencio informativo' del Gobierno en un momento 'delicado' y cree que no compete a los partidos decir 'cómo resolverlo'. Por su parte, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, se limitó a criticar una actuación judicial 'confusa' que puede interferir en 'las negociaciones'. Urkullu sólo deslizó una crítica a Chacón por asegurar que el riesgo forma parte del trabajo de los pescadores. Por el momento, sólo IU se ha pronunciado abiertamente sobre la solución que daría al secuestro. 'Si hay que pagar, se paga', aconsejó Gaspar Llamazares.

¿Por qué fue abordado el esquife con los dos piratas?
Aunque en un primer momento se barajó abordar el barco secuestrado, primó la prudencia tanto en la Armada como en el Gobierno. El auto del juez Baltasar Garzón del pasado día 5, en el que se ordenó el traslado a España de los dos piratas arrestados y se acordó su prisión, explica cómo los militares españoles comprobaron posteriormente que faltaba un esquife del ’Alakrana’, tras lo que se ordenó una operación de reconocimiento en la que se avistó la embarcación. Al comprobar que dos secuestradores se encontraban en su interior, se ordenó su abordaje una vez sus ocupantes se negaron a obedecer las órdenes de la fragata ‘Canarias’.

¿Por qué fueron traídos a España y no se les condujo a Kenia?
La Abogacía del Estado presentó una denuncia en la Audiencia Nacional nada más conocer el secuestro y Defensa informó del arresto de dos de los secuestradores del ‘Alakrana’. El caso le correspondió a Santiago Pedraz, que estaba de baja y fue sustituido por Baltasar Garzón. El juez, a instancias de la Fiscalía, declaró la competencia de la Audiencia. En esta ocasión no había dudas: el barco atacado es español. En el caso de los piratas arrestados por el ‘Marqués de la Ensenada’ el pasado mes de mayo se decidió finalmente su entrega a las autoridades kenianas porque el arresto se había producido en el marco de la ‘operación Atalanta’ y habían atacado un barco de bandera panameña.

¿Es legal pagar un rescate?
Obviamente, el pago de un rescate no es legal, pero parece la última solución en este tipo de secuestros. El pasado 5 de octubre se confirmó la liberación de un carguero turco, apresado el 7 de julio, después del pago de 1,2 millones de euros. Los piratas del ‘Alakrana’ exigen la liberación de sus compañeros detenidos para sentarse a negociar.

Más noticias en Política y Sociedad