Público
Público

Preciado se queda para siempre en Gijón

El fallecido entrenador pondrá su nombre a una de las calles colindantes al estadio El Molinón, donde se le ha rendido homenaje con una misa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Miles de aficionados se han congregado esta tarde en el estadio de El Molinón para asistir a la misa que se ha celebrado en recuerdo Manuel Preciado, exentrenador del Sporting de Gijón, que falleció el pasado jueves. Alrededor de 10.000 personas han llenado las grada oeste del estadio, más conocida como la 'Tribunona', para dar el último adiós, entre lágrimas, al que fuera técnico del equipo rojiblanco durante casi seis temporadas y para arropar a su familia, entre ellos su mujer e hijo, que han asistido al acto. En la misa han estado presentes numerosas personalidades del ámbito político y deportivo, entre los que se encontraban el presidente del Sporting, Manuel Vega Arango; la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Ana González, y la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón.

El capellán del Sporting de Gijón, Fernando Fueyo, ha sido el sacerdote encargado de oficiar esta emotiva celebración cuyo altar estaba situado en el césped del campo de El Molinón y en la que han intervenido el Coro Manín, de Lastres, el tenor Joaquín Pixán y el cantautor asturiano Pipo Prendes. Fueyo ha resaltado el recuerdo de Preciado, fallecido el pasado jueves, como el de un hombre que 'luchó contra viento y marea' y que siempre derrochó 'optimismo a raudales'. El capellán explicó a los presentes que el acto de esta tarde no era ni 'un partido, ni un homenaje', era 'la oración por un hermano' que se fue 'inesperadamente'.'Lo tuvimos tantas veces en el banquillo apretándose la corbata', ha reflexionado Fueyo antes de asegurar: 'Ahora lo tenemos en nuestro corazón'.

El sacerdote ha recordado algunas de las frases célebres de Manuel Preciado, como la de 'mañana saldrá el sol', y ha animado a la familia del técnico cántabro a 'mirar hacia adelante y hacia arriba'. El capellán le ha ensalzado como un hombre con un 'optimismo a raudales' que tenía como consigna el querer hacer felices a los demás.'Él está junto a nosotros y nos seguirá ayudando', ha dicho Fernando Fueyo, que para terminar la liturgia ha subrayado: 'Ahora sí, Manolo, va por ti'. Tras estas palabras un aplauso de varios minutos se ha escuchado en el estadio de El Molinón.Posteriormente, las canciones de Joaquín Pixán y Pipo Prendes y un vídeo homenaje en honor a Preciado han cerrado el acto de despedida al técnico cántabro.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Gijón ha acordado este martes otorgar el nombre de 'Alameda de Manuel Preciado' a una de las calles colindantes al estadio de El Molinón en memoria del que fuera entrenador del Sporting,  El portavoz de la Junta de Gobierno, Rafael Felgueroso, ha explicado en rueda de prensa que se procederá a colocar una placa identificativa en dicha vía en reconocimiento a su labor al frente del conjunto rojiblanco.

La decisión de dar a una calle el nombre del entrenador cántabro ha sido un deseo expreso de la alcaldesa. Se trata de una calle arbolada paralela al cauce del río Piles que atraviesa la zona de estacionamiento del estadio gijonés.