Público
Público

El presidente de la UE también se rebela contra Irán

Los abandonos de varios miembros de la UE por el discurso antisemita de Ahmadineyad marcan la conferencia de la ONU contra el racismo

AGENCIAS

La República Checa, que ostenta la presidencia de turno de la Unión Europea, también abandonó este martes la Conferencia sobre Racismo de la ONU, como medida de presión contra el discurso racista de Irán.

Praga se suma así a Israel, Estados Unidos, Italia, Australia, Canadá, Polonia, Alemania, Holanda y Nueva Zelanda que se negaron a participar por considerar que la Conferencia se iba a convertir en un foro antisemita.

Las polémicas palabras pronunciadas ayer en la jornada inaugural por el presidente iraní, Mahmud Admadineyad, que tildó a Israel de racista, provocaron el abandono de la sala por los embajadores europeos.

Más noticias de Política y Sociedad