Público
Público

Protesta ‘negra’ contra el negocio petrolero

Madrid acogerá el próximo congreso mundial sobre crudo

DIEGO BARCALA

El XXIX Congreso Mundial del Petróleo, organizado cada tres años desde 1933, se celebrará el próximo fin de semana en España por primera vez. Será en Madrid, donde varias organizaciones sociales agrupadas en el Encuentro Social Alternativo al Petróleo (ESAP) se niegan a acogerlo con los brazos abiertos. "No más sangre por petróleo" es su lema. Un centenar de activistas presentaron ayer en el centro de la capital de España su oposición con una marcha- protesta teñida de negro.

Altos representantes de 140 países analizarán en Madrid el futuro económico de las empresas de carburantes con un barril de crudo cada vez más caro. Sin embargo, poco se hablará en las conferencias del sufrimiento de los países pobres que no producen el preciado fuel. "No les interesa publicitar el congreso, pero tomarán decisiones que afectan a todos los ciudadanos", se queja Alberto Bernal, músico de 29 años. Junto a decenas de compañeros de las ONG Attac, SETEM y Ecologistas en Acción marchó con vestimenta negra por la calle del Arenal. "¡Congresos petroleros, fuera de Madrid!", gritaron ante la mirada extraña de los turistas.

"El problema parte del sistema especulativo de las transnacionales que presionan para que el precio del petróleo llegue al que fijan previamente", analiza Ricardo García Zadívar, portavoz del ESAP y profesor de Economía de la Universidad Carlos III de Madrid. En su opinión, los ciudadanos, sobre todo de los países pobres con petróleo como Argentina o México, sufren el sobrecoste del crudo para que se beneficien las grandes empresas como Repsol, BP o Cepsa.

"Es igual con la comida. Venden sus materias primas y luego pagan más por los alimentos. Es un sistema injusto", resume Iván Iglesias, documentalista de 27 años.

Más noticias de Política y Sociedad