Público
Público

El PSOE exige a Rajoy que pida disculpas por el 'Prestige'

El grupo socialista reclama al presidente del PP que asuma su responsabilidad por los efectos del vertido en la salud humana 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los 'cuatro pequeños hilitos con apariencia de plastilina' que salían del Prestige, según el entonces vicepresidente del Gobierno Mariano Rajoy, acabaron convirtiéndose en una marea negra de 67.000 toneladas de fuel que inundó la costa gallega y provocó daños en el ADN de muchas de las 300.000 personas que acudieron a recoger el chapapote. El estudio de los efectos del vertido en la salud de los voluntarios y trabajadores que asumieron la limpieza de las playas, publicado ayer en Annals of Internal Medicine, ha desatado la ira de los partidos políticos que, tras el hundimiento del petrolero el 19 de noviembre de 2002, criticaron la gestión de la catástrofe por parte del Ejecutivo de José María Aznar.

PSOE, Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds y el Bloque Nacionalista Galego coincidieron ayer en exigir al hoy presidente del PP que pida disculpas a las víctimas del vertido y 'que asuma responsabilidades políticas'. El estudio conocido ayer, dirigido por Gema Rodríguez-Trigo, del Complejo Hospitalario Universitario A Coruña, revela que los pescadores que participaron en las tareas de limpieza presentaban anomalías genéticas y problemas pulmonares más de dos años después del vertido. Los daños en su ADN suponen un mayor riesgo de sufrir leucemia o cáncer de pulmón, según los investigadores, financiados, entre otros, por el Instituto de Salud Carlos III, perteneciente al Ministerio de Ciencia e Innovación, y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica.

Nunca Máis cree que el PP sigue «censurando» los efectos del vertido

'Ahora los voluntarios, que sustituyeron a la Administración por incomparecencia de la misma, pagan las consecuencias de su desprendida colaboración; como mínimo,Rajoy debería pedir disculpas', exige el diputado y secretario federal de Medio Ambiente del PSOE, Hugo Morán. El presidente del PP admitió en 2004 'errores y equivocaciones' en la gestión del accidente del petrolero, enviado lejos de la costa por decisión del Gobierno de Aznar en contra de la opinión de muchos técnicos y científicos. Para Morán, no basta con la autocrítica. 'El PP minusvaloró hasta el último momento los efectos de la catástrofe. A estas alturas, sólo nos queda aquello de la dignidad política, así que quienes negaron entonces los efectos del vertido y siguen ostentando hoy un cargo deberían asumir su responsabilidad política', afirmó el diputado socialista, en alusión a Rajoy.

Morán, además, pide 'una retribución' para las personas que puedan demostrar que padecen una enfermedad relacionada con las tareas de limpieza de la marea negra. 'Eran trabajadores y tienen derecho. No sería explicable que no tuvieran una compensación económica', opina.

El portavoz de ICV, Joan Herrera, pide a Rajoy que «dé explicaciones»

Pero el PP no pedirá disculpas. En marzo de 2009, la jueza del caso Prestige eximió a los responsables del Ministerio de Fomento, entonces dirigido por Francisco Álvarez-Cascos, del desastre causado por la rotura el buque. La portavoz de los conservadores en la comisión de medio ambiente del Congreso, María Teresa de Lara, que ya lo era en 2002, cree que 'la sentencia certifica que alejar el barco fue lo correcto'.

'Responsabilidad del PP, ninguna', remacha. Sin embargo, en octubre de 2009, la Audiencia de A Coruña tumbó la decisión de la jueza y volvió a imputar al ex alto cargo del Gobierno del PP que ordenó alejar el petrolero, el entonces director general de la Marina Mercante, José Luis López-Sors. El auto de la Audiencia tilda de 'error clamoroso' la decisión del equipo de Aznar de poner el barco en un 'rumbo suicida' cuando ya amenazaba con irse a pique. El juicio oral podría comenzar este otoño.

El diputado del Parlamento Gallego por el BNG Bieito Lobeira, portavoz de la plataforma ciudadana Nunca Máis, cree que la publicación del estudio de Rodríguez-Trigo rompe 'la losa de silencio' impuesta por la Xunta de Galicia sobre el impacto en la salud humana del chapapote del Prestige. 'Un estudio independiente ha superado la política de censura de la Xunta. Casi ocho años después del hundimiento, sigue siendo un tabú', zanja.

Lobeira cree que el actual gobierno de Alberto Núñez Feijóo, en el poder desde marzo de 2009, sigue intentando ocultar los efectos de la catástrofe. En febrero de este año, el presidente de la Xunta prologó el libro La incidencia socioeconómica del Prestige en Galicia, escrito por el profesor de la Universidad de Santiago de Compostela Pedro Arias, también diputado autonómico del PP. 'El libro es un panfleto que niega cualquier efecto económico, medioambiental o sobre la salud del vertido. El PP sigue censurando todo lo que tenga que ver con el Prestige. Lo mínimo es que Rajoy pida perdón a los afectados y que la Xunta rectifique públicamente y articule indemnizaciones económicas'.

El portavoz de ICV en el Congreso, Joan Herrera, también pide a Rajoy que 'dé unas buenas explicaciones y asuma responsabilidades'.

Más noticias en Política y Sociedad