Público
Público

La revista "El Ateneo" recupera cartas y fotos inéditas de Vicente Aleixandre

EFE

El poeta Vicente Aleixandre, premio Nobel de literatura en 1977, es el protagonista de un monográfico de la revista "El Ateneo", donde aparecen publicadas por primera vez las cartas que dirigió al escritor Arturo del Hoyo, además de una gran cantidad de fotos inéditas cedidas por la familia del poeta español.

Este doble número dedicado a la figura de Aleixandre, que se publica en el 120 aniversario de la revista, ha sido presentado hoy en Madrid por su editor Alejandro Sanz como homenaje a los 80 años recién cumplidos de la Generación del 27, grupo al que pertenecía el poeta sevillano, y a las tres décadas de la concesión del Nobel al autor de "Espadas como labios".

"El Ateneo" posee un carácter inédito al reproducir todo el epistolario que el poeta dirigió a su amigo Arturo del Hoyo, escritor, editor y crítico literario, responsable del proceso de edición de sus "Poesías completas" (Aguilar, 1960).

El monográfico está ilustrado con las fotos del archivo personal de María Amaya Aleixandre, sobrina del protagonista, e incluye la semblanza que el Nobel elaboró como epílogo a las "Obras completas" de Federico García Lorca y una selección de textos de José Luis Cano -poeta y editor de Ínsula y Adonais-, al que se le dedicarán unas jornadas en el Ateneo de Madrid durante la próxima semana.

"Tanto Cano como Aleixandre son figuras prácticamente olvidadas, ya que gran parte de sus obras están descatalogadas", ha afirmado Alejandro Sanz, secretario segundo del Ateneo, en la presentación de la revista.

Recuperar a estos dos literatos es el objetivo que persigue "El Ateneo", que ha elaborado este número "para preservar los nombres y la memoria -en palabras de su editor- de aquellos que han contribuido al enriquecimiento de la lengua española".

José Luis Cano (Algeciras 1911-1999), un amigo fiel de Aleixandre hasta sus últimos días, ha sido considerado como el hermano menor de la Generación del 27, la que definió como "la generación de la amistad" por la relación que le unía a figuras como Emilio Prados o el propio Aleixandre.

Responsable de las dos aventuras editoriales Ínsula y Adonais, "en la que publicaron todos los nuevos poetas de la posguerra", según Alejandro Sanz, Cano seguía la máxima "juanramoniana" de "amor y poesía cada día".

Este sentir poético le granjeó la amistad de muchas figuras prestigiosas de la cultura, como el presidente del Ateneo, José Luis Abellán; el poeta Dioniso Cañas, la catedrática Carolyn Richmond, el pintor Ricardo Zamorano o la directora del Departamento de Lenguas y Literaturas Modernas de Loyola University Chicago, Susana Cavallo, a la que dedicó un poemario.

Más noticias