Público
Público

Rouco Varela carga contra la nueva ley del aborto

Pide que "no se le niegue a ningún concebido de mujer el derecho a nacer"

SERVIMEDIA

El cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Antonio María Rouco Varela, pidió este viernes que no se le niegue a ningún concebido de mujer el derecho a vivir, en referencia a la nueva ley del aborto aprobada por el Gobierno ayer.

Rouco Varela hizo esta petición durante la homilia que pronunció en la Colegiata de San Isidro, al evocar la ayuda a los pobres que ofreció este santo madrileño.

El purpurado subrayó de San Isidro su especial "amor a los pobres y en su mesa y la de Santa María de la Cabeza había todos los días del año un plato dispuesto para el necesitado que llamase a la puerta de su casa".

Para el Cardenal, "sentar al hombre hermano a la mesa diaria de la familia -de la nuestra, de la familia que es la Iglesia, y de la familia que debe ser la humanidad- se nos ha convertido en la actual coyuntura histórica en una urgencia moral y espiritual que compromete gravemente nuestra conciencia".

"No se trata de un imperativo ético cualquiera, sino de una exigencia moral fundamental de cuyo cumplimiento o no cumplimiento depende el bien integral de la persona humana y el futuro de la sociedad".

Para ello, Rouco Varela apunto como condición previa el que "se permita, facilite y favorezca" que haya comensales, afirmando que "si se impide que nazcan los niños, la mesa común de la familia humana se irá quedando sin hijos, hasta terminar vacía".

Por eso, pidió "¡Que no se le niegue a ningún concebido de mujer el derecho a nacer!, ¡dejar nacer a los hijos es el primer y fundamental deber del amor al prójimo, del amor al más necesitado!"

"¡Más aún, es grave obligación de conciencia de todos los implicados -familiares, amigos, instituciones privadas y públicas- que se ayude generosa y eficazmente a las madres que los conciben, no para que sean eliminados, sino para que puedan darles a luz!", añadió.

"Si no se respeta escrupulosamente el derecho de todo ser humano a la vida, desde su concepción hasta su muerte natural, nos quedaremos sin el fundamento ético imprescindible para poder edificar un orden social y jurídico, digno de ser llamado y consideado, humano, justo y solidario", sentenció.

Por otro lado, Rouco Varela subrayó que se necesitan los esfuerzos de todos para salir de la crisis y evocó de nuevo a San Isidro y "el camino que él nos señala para ser hombres de bien, veraces, honrados y generosos, cuando tantas familias y tantos conciudadanos nuestros sufren las consecuencias de las crisis matrimoniales y familiares, nos amenazan la escasez de bienes imprescindibles y, sobre todo, el desempleo".

"Se necesitan esfuerzos técnicos y humanos -financieros, económcos, políticos y jurídicos- para aliviar dolores y angustias de tantos hermanos nuestros y hacer que renazca de nuevo la esperanza, sin olvidar los esfuerzos morales y espirituales", concluyó.

Más noticias de Política y Sociedad