Público
Público

Así serán las autopistas del futuro

Eficientes, modernas e innovadoras en tecnología. Las autopistas van a ser muy diferentes gracias a programas de innovación como los de Abertis, que impulsa proyectos orientados a encontrar soluciones para autopistas inteligentes y movilidad integrada.

Autopista
Autopista.

Las autopistas del futuro ya están aquí para atender a una nueva movilidad, la que marca el devenir del progreso y unos tiempos en los que irrumpen los vehículos autónomos, conectados y eléctricos. Tendemos irremediablemente hacia modelos más eficaces que requieren de autopistas modernas, más eficientes y plenas de tecnología, como la que marcan los programas de innovación de ingeniería inteligente de Abertis. Nuevos caminos para conseguir un futuro sostenible.

Todo ello incide en que el Grupo Abertis lidere la innovación en la digitalización de los métodos de pago en las autopistas, y en que su impulso de soluciones de movilidad se traduzca en la implantación de proyectos de peaje sin barreras en multitud de países. Es una de las apuestas decididas por la autopista conectada, la movilidad autónoma y eléctrica, la tecnología punta en sistemas sistema free flow, y los nuevos sistemas de pago y movilidad como el servicio (MaaS), del inglés Mobility as a Service (la movilidad como servicio). Este nuevo concepto revoluciona los desplazamientos por el interior de las ciudades y promete descongestionarlas para ahorrar, minimizando el impacto sobre el medio ambiente. Así da respuesta Abertis, con innovación inteligente, segura y sostenible.

Sin miedo a los retos

Autopista

La nueva movilidad conlleva grandes retos y grandes oportunidades y, conscientes de ello, en Abertis convergen las infraestructuras de carreteras y las nuevas tecnologías. El Grupo cuenta con Abertis Mobility Services, una línea de negocio que da respuesta a la movilidad como servicio (MaaS) y que apunta a ser la pionera en enfocarla a diferentes perfiles de clientes: administraciones y operadoras de carreteras (B2A), empresas de flotas de vehículos (B2B) y ciudadanos.

El reto de la digitalización de las infraestructuras de transporte está también muy presente. Actualmente hay en todo el mundo unos mil millones de vehículos en la carretera y en 2050 se podrían alcanzar los cuatro mil millones, lo cual presupone unos niveles de tráfico y contaminación inaceptables si no se afrontan medidas preventivas que lo reviertan. Para mitigarlo, la digitalización es un factor que está cambiando el paradigma de la movilidad: información en tiempo real, vehículos conectados y autónomos, incremento de las transacciones electrónicas, interoperabilidad entre servicios y dispositivos, viajes más cómodos y sin barreras, mejor mantenimiento de las infraestructuras y mayor seguridad.

Nuevos desafíos

Aprovechar las nuevas tecnologías -big data, Internet de las Cosas, machine learning...- es imprescindible para mejorar la gestión de las infraestructuras viales y estar preparados para abordar la movilidad del futuro. Es lo que mueve a Abertis a invertir en innovación: dar respuesta a las necesidades de la movilidad de rápido crecimiento.

Por eso impulsa proyectos orientados a los nuevos desafíos como la preparación de las autopistas para los vehículos eléctricos, conectados o autónomos. Estas vías de alta calidad serán una realidad en la próxima década y ofrecerán información en tiempo real del tráfico, anticipándose a las incidencias y reduciendo la siniestralidad.

Cuatro líneas de innovación

Abertis trabaja en soluciones como el proyecto europeo Inframix, para estudiar la convivencia de vehículos conectados y convencionales en la autopista 

Abertis proporciona soluciones para autopistas inteligentes y movilidad integrada. Las filiales en España, Francia e Italia participan en el proyecto europeo para el transporte cooperativo y sistemas de conducción autónoma C-Roads, dirigido a encontrar soluciones de comunicación avanzadas aplicadas a la movilidad entre el vehículo y la infraestructura. También confía en la aplicación del Internet de las Cosas para monitorear el estado de la infraestructura y mejorar el servicio y optimizar las operaciones. Este proyecto consiste en una plataforma europea (Connected Roads) que quiere asegurar la interoperabilidad para que, al pasar de un país a otro el vehículo conectado, se mantenga siempre la conexión.

Abertis trabaja en soluciones para vehículos conectados y autónomos, como el proyecto europeo Inframix, para estudiar la convivencia de vehículos conectados y convencionales en la autopista, y proporciona soluciones: ya ha instalado en sus autopistas en Francia puntos de recarga rápida cada 80 kilómetros que pueden llegar a cargar el 80% de la batería de un vehículo en tan solo 30 minutos. Se está estudiando, además, la posibilidad de desarrollar un corredor eléctrico que ofrezca una solución de carga inalámbrica para vehículos eléctricos, en el que sean las propias autopistas las encargadas de recargarlos.

Abertis, por último, desarrolla soluciones sostenibles basadas en la tecnología y la innovación. Realiza pruebas con vehículos de servicio propulsados por hidrógeno en Francia, mientras que en Brasil y Puerto Rico ha instalado paneles fotovoltaicos en los techos de las plazas de peaje y en edificios de áreas de descanso para generar una electricidad que se consume localmente.

El compromiso de Abertis con la innovación también se ve reflejado en acuerdos como el Proyecto Garage, que ha firmado con IBM. Se trata de un 'garaje de innovación' que permite utilizar nuevas tecnologías como el Internet de las Cosas, la inteligencia artificial o el big data para llevar a cabo un mantenimiento de las autopistas más eficaz y gestionar mejor el tráfico, al tiempo que se reduce el impacto ambiental y se mejora el servicio a los usuarios. Este proyecto conjunto con IBM identifica innovaciones a partir de tecnologías maduras, que se puedan implementar en poco tiempo.


L. M. G.

Más noticias