Público
Público

El sindicato de funcionarios avisa de que no aceptará más recortes salariales

CSIF asegura que los empleados públicos no van "a pagar los platos rotos del derroche y los excesos" de los responsables políticos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Central sindical independiente y de funcionarios (CSIF) ha avisado al Gobierno de que no aceptará un nuevo recorte en los salarios de los empleados públicos.

En un comunicado, CSIF ha reaccionado así después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) pidiera ayer a España un aumento inmediato del IVA, una bajada de los salarios del sector público y la eliminación de beneficios fiscales para alcanzar la consolidación fiscal necesaria y cumplir los objetivos fijados.

El sindicato de funcionarios afirma que los empleados públicos 'no están dispuestos a pagar los platos rotos del derroche y los excesos' en la gestión de los responsables políticos 'de uno y otro color' tanto en el Gobierno central como en los autonómicos durante los últimos años.

Alega que el origen del déficit público de España no ha sido generado por los servicios públicos, ni por los sueldos de los empleados de este sector, sino por las miles de empresas públicas creadas 'a modo de administración paralela' y a una política basada en el modelo del 'ladrillo' con 'autovías sin vehículos y aeropuertos sin aviones'.

Además, achaca el déficit a consejos de administración con sueldos 'millonarios', la multiplicidad de cadenas de televisión locales y autonómicas o a las embajadas de las autonomías en el extranjero, junto a una política financiera 'basada en la especulación' que ahora deben 'salvar' los contribuyentes.

El CSIF anuncia que reunirá a los máximos órganos de decisión del sindicato para determinar la estrategia que seguirá en función de cómo evolucionen los acontecimientos en las próximas semanas, que estarán marcadas también por la aprobación de la reforma laboral y 'la concreción de las medidas derivadas del rescate financiero'.

El presidente del CSIF, Miguel Borra, señala que ha mantenido un encuentro con el secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos Independientes (CESI), Klaus Heeger, quien ha compartido su 'preocupación' ante el impacto que pueda tener la ayuda a la banca.

Según el CSIF, los sindicatos europeos trabajaran conjuntamente para evitar que la situación financiera de la UE no se traduzca en nuevas medidas que perjudiquen el funcionamiento de los servicios públicos esenciales.

Por último, los empleados públicos recuerdan que ya han tenido varias bajadas de sueldo y dos años de congelación salarial.