Público
Público

El Supremo admite la querella contra Garzón por sus conferencias en Nueva York

Se le acusa de prevaricación, cohecho y estafa en relación con el dinero que recibió del Banco Santander durante su entancia en Nueva York en 2005 y 2006

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal Supremo ha admitido hoy a trámite la querella por prevaricación, cohecho y estafa contra el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, en relación con el dinero que percibió del Banco Santander, cuando disfrutaba de un permiso de estudios en la Universidad de Nueva York en 2005 y 2006. 

José Luis Mazón y Antonio Panea, los dos abogados que han tramitado la querella, relacionaron los 302.000 dólares que recibió Garzón, con el hecho de que el juez archivara una casua contra los directivos del Santader, Emilio Botín entre ellos, a su vuelta a España. 

El auto dictado este jueves por el Supremo señala que, 'una vez ha quedado establecida la verosimilitud de los hechos contenidos en la querella y la participación en ellos del querellado, y no pudiéndose excluir la relevancia penal de aquéllos, es procedente la admisión a trámite'. No obstante, el mismo auto señala que la investigación deberá aclarar si en la entrega del dinero 'medió la consideración al hecho de tratarse de un juez de instrucción de la Audiencia Nacional o si por el contrario tal cosa puede valorarse como una mera suposición o conjetura'.

Esta acción penal contra Garzón se produce después de que el pasado 9 de marzo el Supremo archivara una primera querella por el mismo asunto. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) abrió diligencias informativas contra el juez, pero las cerró el 2 de julio sin aplicarle ninguna sanción disciplinaria. 

En abril de 2009 el Tribunal Supremo confirmaba definitívamente el archivo de la querella contra Garzón por cohecho, en la que el letrado, Antonio Panea, le acusaba de haber recibido 1,7 millones de dólares de la entidad bancaria.

Los querellantes justifican este nuevo procedimiento en que la investigación del CGPJ sacó a la luz datos que no se conocían en el momento del archivo de la causa en el Tribunal Supremo. 

Entre ellos, destacan que el Banco Santander entregó 302.000 dólares al Centro Rey Juan Carlos I la Universidad de Nueva York para la organización de los cursos dirigidos por Garzón y que este centro asignó al juez 21.152 dólares para sufragar sus gastos de viaje y 21.650 para pagar la matrícula de su hija en la Escuela Internacional de Naciones Unidas.

Más noticias en Política y Sociedad