Público
Público

El Tesoro tiene que pagar intereses de 1997 para colocar la deuda

Coloca 2.981 millones con una demanda más baja que en las últimas emisiones celebradas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tesoro Público ha colocado hoy 2.981 millones de euros, ligeramente por debajo del máximo previsto -3.000 millones- en distintas emisiones a dos, cinco y siete años a las que ha tenido que subir de forma notable el interés.

En concreto, a dos años se han colocado 1.359,21 millones de euros con un interés marginal del 5,302 %, superior al 4,483 % anterior, y otros 1.074,44 millones al 6,543 %, también por encima del 6,195 % precedente.

Asimismo, ha colocado 547,69 millones de euros a siete años con una rentabilidad del 6,798 %, aunque en este caso no es posible comparar el interés con una emisión anterior, pues la última emisión se realizó en febrero.

El interés del bono español a diez años en el mercado secundario de deuda superaba a las 10:55 horas, tras la emisión realizada por el Tesoro, el 7 % (7,005 %), con lo que la prima de riesgo rozaba los 580 puntos básicos (579,6).

La demanda de las entidades ha alcanzado 6.409 millones de euros, con lo que el ratio de cobertura, o proporción entre la demanda y el importe finalmente adjudicado, ha sido de 2,1 veces, más baja que en las últimas emisiones celebradas por el Tesoro.

La buena acogida que tuvo el martes la subasta de letras a doce y dieciocho meses, en la que el Tesoro colocó 3.560 millones de euros -algo más de lo previsto- y por primera vez desde marzo consiguió pagar menos se disipaba hoy por las dudas que suscita la capacidad de España para reducir su déficit.

Además, los analistas apuntan a las condiciones que puede imponer a los tenedores de deuda de los bancos españoles la ayuda recibida de la Unión Europea, ya que persiste la sensación de que los titulares de deuda 'senior' emitida por bancos españoles van a tener que asumir pérdidas (una quita), algo que fue desmentido ayer por la Comisión Europea y que está en contra del criterio del Banco Central europeo (BCE).

La emisión española contrasta con la que llevó ayer a cabo el Tesoro portugués, que no sólo colocó más importe del previsto a intereses más bajos que en anteriores emisiones, sino que lo hizo por debajo de la rentabilidad que paga España. 

Más noticias en Política y Sociedad