Público
Público

El transbordador Discovery se acerca a la estación espacial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El transbordador Discovery se acercaba el lunes a la Estación Espacial Internacional, mientras los astronautas examinaban el escudo térmico de la nave buscando indicios de posibles daños causados durante el lanzamiento el fin de semana pasado.

El transbordador llegará al puesto orbital el martes a las 21:13 GMT para una corta estancia de ocho días. La tripulación cuenta con siete hombres, incluyendo a Koichi Wakata, un veterano de los dos vuelos anteriores que se convertirá en el primer astronauta japonés en vivir a bordo de la estación.

El principal trabajo de la tripulación es entregar e instalar un par de paneles solares que permitirán que la estación alcance su potencial energético total después de más de una década en construcción.

La labor despejará el camino para duplicar el tamaño de la tripulación residente, pasando de tres a seis personas en mayo.

Los astronautas del Discovery pasaron su primer día completo en órbita pasando los láser y las cámaras sobre las alas de su nave y comprobando si se habían producido daños por golpes tras el despegue.

La inspección forma parte de una rutina en las misiones de los transbordadores desde que la NASA reanudó los vuelos después del accidente del Columbia en 2003.

El control de los azulejos de cerámica del centro de la nave se realizará el viernes.

Usando teleobjetivos y cámaras digitales de alta velocidad, la tripulación de la estación espacial planea fotografiar la parte inferior del Discovery mientras el comandante del transbordador, Lee Archambault, mueve la nave lentamente antes de deslizarla hasta su punto de acoplamiento.

El encuentro podría llevar un poco más del tiempo planeado.

La NASA está buscando un trozo de basura espacial de 10 centímetros que podría pasar muy cerca de la estación.

Los directores de vuelo han preparado una maniobra evasiva para que la estación se aleje de la ruta que podría dañarla, pero cancelará la medida si más análisis detallados muestran que la posición de los escombros no es una amenaza.

Los desechos proceden de un satélite de navegación militar ruso fuera de servicio, conocido como 1275.

Más noticias en Política y Sociedad