Público
Público

La UNAM agradece el premio a una universidad "hija de Salamanca"

El rector de la institución académica, José Narro, asegura que"es muy importante para la Universidad y para México"

PÚBLICO.ES/EFE

El rector de la Universidad Nacional de Autónoma de México, José Narro, ha trasladado a la Fundación Príncipe de Asturias su agradecimiento por la concesión del Premio de Comunicación y Humanidades 2009 a una institución académica "que es hija de la de Salamanca".

En una declaración remitida a la Fundación que concede los galardones, Narro agradece además al jurado, a Asturias y al pueblo español esta distinción que, asegura, "es muy importante para esta Universidad y para México como país".

"Estamos a punto de iniciar los festejos del centenario de la UNAM, que es hija de la de Salamanca y, por lo tanto, es muy importante para los dos países, un motivo más que nos hermana", añade el rector.

La institución académica mexicana fue fundada en 1910 con el nombre de Universidad Nacional de México aunque heredó el carácter de universidad nacional de la Real y Pontificia Universidad de México, cuyo origen se remonta a 1551, y en 2007 fue declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El rector de la UNAM ha destacado el "ejemplo contundente" y la "enorme congruencia" que han dejado en la institución los exiliados españoles que pasaron por ella en las últimas décadas.

En una entrevista con Efe tras recibir el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, Narro ha alabado el papel que siguen desempeñando figuras como los pensadores Adolfo Sánchez Vázquez, Niceto Alcalá Zamora, Max Aub y Ramón Xirau, exponentes de una gran cadena de intelectuales refugiados en México.

Para el máximo responsable de esta universidad, el galardón abona el excelente momento de los lazos entre México y España, "una relación sistemática" que "ha tenido como todas altibajos" y constituye "un eslabón más" en una "gran cadena" de amistad entre los dos países.

Sobre la aportación de los exiliados, Narro ha subrayado que trajeron a México conocimientos e información valiosa en campos tan diversos como la filosofía, las ciencias sociales, la medicina o el derecho pero, sobre todo, una actitud ejemplar, y mostraron una "enorme congruencia entre el pensar, el decir y el hacer".

"Ellos hicieron escuela y dejaron también un ejemplo contundente de valores y principios que defendieron y que fueron consistentes con ellos", ha indicado Narro, quien se refirió a aquellos intelectuales de campos diversos como "humanistas destacados".


En relación con los países de habla hispana en su conjunto, el rector ha explicado que la UNAM "ha estado ligada desde su desarrollo hasta la actualidad con los espacios iberoamericanos" y mantiene un gran compromiso con todos ellos.

Asimismo, Narro ha señalado que este galardón es un reconocimiento a "toda una serie de generaciones que han venido a lo largo de siglos construyendo una de las instituciones emblemáticas" en México y el resto de Iberoamérica.

A su vez, ha destacado la labor de la institución en el "enaltecimiento de valores" y también ha dicho que su existencia era una muestra de que los mexicanos son capaces "de construir grandes instituciones".

Para el rector de la UNAM, el galardón "se entrega a los universitarios de ayer y de hoy" y servirá de estímulo "a las nuevas generaciones" de estudiantes.

La (UNAM), una de las instituciones de educación superior más antiguas de América Latina, cuenta con una comunidad académica formada por 360.000 estudiantes y profesores y ofrece 82 licenciaturas, pero está además comprometida con la enseñanza media en México y con la investigación con 167 programas específicos y 131 maestrías y doctorados.

Concebida a imagen y semejanza de la Universidad de Salamanca, inicialmente pretendía sembrar la tradición escolástica europea en América, un carácter que perdería en tiempos de la Independencia de México cuando sería rebautizada como Universidad de México.

La UNAM ha incorporado a su red educativa a 311 instituciones privadas de todo México y maneja unos 8.000 proyectos de investigación en diversas disciplinas.

De la UNAM salieron tres premios Nobel, el de Literatura Octavio Paz (1990), el de la Paz para el diplomático Alfonso García Robles (1982), y el de Química para el científico Mario Molina (1995).

Más noticias de Política y Sociedad