Público
Público

Venecia se queda sin venecianos

La ciudad ha llegado a los 60.000 habitantes por el exódo de los residentes debido a las duras condiciones de vida entre los canales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Venecia se queda sin venecianos. Sus habitantes se han convertido en un espécimen en peligro de extinción debido a las duras condiciones de vida entre los canales y por ello crecen las iniciativas para sensibilizar sobre la despoblación de la ciudad.

El pasado 21 de octubre, la ciudad se colocó por debajo de los 60.000 habitantes, confirmando el rápido y paulatino crecimiento del éxodo de sus residentes, que eran 120.000 hace 40 años.

Los venecianos desaparecen y por ello algunos ciudadanos reunidos en el movimiento 'Venessia.com' han organizado el próximo sábado el Funeral de Venecia, una iniciativa para llamar la atención sobre este problema.

'Hace dos años instalamos un panel luminoso en el que se mostraba la cuenta atrás de los residentes en Venecia y decidimos que cuando descendieran de los 60.000 organizaríamos el funeral de la ciudad. Con menos de estos habitantes Venecia ya no es una ciudad es un pueblecito', explicó uno de los promotores de la iniciativa.

Los auténticos habitantes de Venecia son tan pocos que un grupo de investigadores estadounidenses recogerán muestras del ADN de venecianos de al menos tres generaciones para estudiar y preservar su código genético. Este estudio forma parte de un proyecto que tiene como objetivo aclarar los orígenes de la población de Europa centro occidental.

En el acto del sábado se celebrará un cortejo fúnebre de lanchas que seguirán a un ataúd rojo, que simbolizará la muerte de la ciudad.

Los residentes luchan cada día con mil incomodidades: las ratas, las palomas, los precios excesivos, la basura y la invasión de los turistas.

Muchas de las casas sufren la invasión de las ratas que con la subida de la marea se introducen en las viviendas por los conductos del baño, pero aún peor es la marea baja cuando los canales se secan y emanan un hedor insoportable.

Los precios de las casas en Venecia son desorbitados por lo que los jóvenes tienden a marcharse a las ciudades cercanas como Mestre y, además, vender la vivienda para convertirla en un hotel resulta muy rentable.

Para evitar el éxodo, los pocos que quedan piden a los políticos algunas medidas que frenarían la marcha de los residentes. Entre ellas, el cese inmediato de apertura de nuevos hoteles, incentivos fiscales a quienes alquilen sus viviendas a venecianos y favorecer la compra de casas populares a aquellos que se marcharon de la ciudad para que puedan regresar.

Con el Funeral, el movimiento cívico espera también que se produzca la 'resurrección' y que la gente vuelva a vivir en la ciudad antes de que se convierta sólo en una meta turística, en una especie de parque temático del arte y la cultura.

Este movimiento lanzará también una recogida de firmas en la que se invitará a todo el mundo a convertirse simbólicamente en veneciano.

'Al fin y al cabo -añaden- Venecia es la ciudad del futuro. No hay coches, es todo área peatonal y se respira paz y tranquiidad'. Todo lo que desean las grandes capitales.

Más noticias en Política y Sociedad