Público
Público

Zapatero pone rumbo a una nueva economía

Equipara "la envergadura" del desafío con el cambio que lideró Felipe González en 1982 y llama a "un gran esfuerzo colectivo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

José Luis Rodríguez Zapatero ha hecho el anuncio de que el Gobierno pone definitivamente rumbo hacia la implantación en España de un nuevo modelo de economía, 'sostenible y más equitativa'. El presidente equiparó este desafío con 'la envergadura' del cambio que en 1982 lideró Felipe González, 'superando una economía obsoleta en el sector industrial y cerrada hacia afuera', al tiempo que promovía 'el desarrollo del Estado de bienestar y la primera fase de la extensión de los derechos y libertades'.

Con esta referencia de continuidad en el impulso de la modernización de España, avalada por la presencia simbólica del ex presidente del Gobierno, Zapatero convocó a 'un gran esfuerzo colectivo' del 'conjunto de la sociedad' y, más en concreto, de gobiernos autonómicos, ayuntamientos, empresarios, sindicatos y fuerzas políticas.

El Gobierno pondrá la primera piedra el viernes, con la aprobación por el Consejo de Ministros de la ley de Economía Sostenible, concebida como paraguas legal para un amplio abanico de reformas y de medidas de impulso a la innovación. Y, tras su envío al Parlamento, convocará en diciembre una Conferencia de Presidentes autonómicos y movilizará al PSOE para 'debatir con la sociedad' y sumar las energías del 'mayor número de personas y colectivos'.

Zapatero no aportó nuevos detalles del proyecto llamado a convertirse en su iniciativa más emblemática de la legislatura y se limitó a esbozar el 'nuevo rumbo' que plantea, una vez que 'lo peor de la crisis ya ha pasado, aunque tenemos aún un tiempo difícil por delante'. Pero, según destacó, a diferencia de la que encontró González, ahora España es 'un país fuerte y con la generación mejor formada de su historia'.

El acto que debía poner el broche final a la campaña de explicación de la política del Gobierno que el PSOE ha desplegado durante el último mes por toda España fue transformado por Zapatero en el primero de 'una gran ofensiva en favor de la gran propuesta de renovación de la economía', cuyo objetivo central es la recuperación del empleo y que sea de más calidad.

Propondrá a la UE regular las indemnizaciones de los directivos

El presidente renovó su compromiso de hacer el cambio 'sin fractura ni confrontación social, sin que nadie se quede atrás', algo que según dijo hasta ahora se ha logrado gracias a la 'sensibilidad social' del Gobierno y 'la responsabilidad' de sindicatos y trabajadores.

A esa actitud de responsabilidad convocó también al PP, especialmente para alcanzar un pacto sobre la educación, desde el convencimiento de que 'es insostenible ser competitivos sin un sistema educativo de primer nivel'.

Zapatero acusó a Mariano Rajoy de 'exagerar irresponsablemente en la tarea de oposición', lo que atribuyó a la carencia de 'un proyecto mínimamente coherente'. '¿Sabéis por qué cada 15 días tienen que confirmar el liderazgo de Rajoy y siempre hablan de sus crisis y de sus líos? Porque no tienen una sola idea para España y para la salida de la crisis, no tienen una sola propuesta ni un proyecto de futuro', dijo Zapatero en la parte más mitinera de su intervención, para enfatizar que la crisis del primer partido de la oposición aumenta la responsabilidad del PSOE.

Insistió en que, 'aunque sólo fuera por una vez, nos gustaría contar con la voluntad de consenso del PP, que por una vez arrimen el hombro y no sólo para salir a los medios a criticar al Gobierno y a las instituciones'.

Censura a Rajoy por 'exagerar irresponsablemente la oposición'

A pesar de este llamamiento, el Gobierno únicamente alberga expectativas de acuerdo con el PP en educación. Zapatero señaló que la derecha 'sólo plantea recortes sociales, nunca empresariales o de beneficios', y tachó de 'falso e inmoral' el planteamiento de que las ayudas inoculan en los ciudadanos la idea de que no deben esforzarse.

Afirmó que 'la economía sostenible es una economía social de mercado, pero no de casino, sino con reglas y afán de procurar bienestar social'. En este contexto, anunció que durante la presidencia de la Unión Europea, que asumirá en enero, 'vamos a hacer un sistema de control, de supervisión y de reglas estrictas para el funcionamiento del sistema financiero y también de los escandalosos incentivos e indemnizaciones de los altos directivos'.

El secretario general del PSOE de Madrid, Tomás Gómez, afirmó que las propuestas presentadas por Mariano Rajoy para combatir la corrupción “no son creíbles” ni pueden serlo mientras que no “obligue a Esperanza Aguirre a romper su acuerdo con los tres corruptos que se sientan en el Parlamento autonómico”, en alusión a los tres diputados elegidos en las listas del PP que aparecen implicados en la trama ‘Gürtel’. Gómez se comprometió a “abrir puertas y ventanas” para “devolver la dignidad, la honestidad y la honradez a las instituciones” madrileñas.

Más noticias en Política y Sociedad