Público
Público

COVID-19 Los ventiladores mecánicos: otro material médico que escasea

Las autoridades europeas, cada vez más preocupadas por la falta de equipamiento sanitario contra el coronavirus en los hospitales.

Llegan las primeras altas por coronavirus en Castilla-La Mancha, pero los infectados siguen aumentando
Los ventiladores o respiradores artificiales son uno de los equipos clave que se requiere para tratar a los pacientes.

Público/agencias

En momentos en que Europa es el epicentro del brote mundial de coronavirus, muchos materiales médicos son insuficientes. Los ventiladores o respiradores artificiales son unos de los equipos clave que se requieren para tratar a los pacientes, siendo de vital importancia para las personas con insuficiencia pulmonar, una de las complicaciones que sufren los pacientes con casos graves de COVID-19.

Los primeros respiradores se crearon en los años 20 y 30 del siglo pasado, conocidos como "pulmones de hierro", y se usaban para pacientes con polio. En la actualidad se utilizan principalmente cuando un paciente recién operado se encuentra en una situación en la que su cuerpo por sí sólo es incapaz de respirar normalmente. 

Las autoridades podrán requisar  respiradores de hospitales privados, empresas e incluso particulares

Estos dispositivos mecánicos facilitan la respiración de los pacientes, enviando aire o una mezcla de gases hacia los pulmones. Los ventiladores también están preparados para asumir las funciones de inhalación y exhalación"respirando" a un ritmo determinado de acuerdo con las necesidades del paciente.

Aunque son varias las compañías que fabrican los ventiladores, las autoridades de los países europeos están preocupados por su escasez.

El Estado de alerta decretado por el Gobierno habilita a las autoridades a requisar mascarillas, equipos de protección y respiradores de hospitales privados, empresas e incluso particulares, para entregarlos a los servicios de la Sanidad pública. Y además, las empresas que puedan producir estos equipamientos tienen que ponerlo en conocimiento de las autoridades sanitarias. Son medidas extraordinarias para luchar contra el coronavirus.