Público
Público

‘Desarman’ el Ébola para estudiarlo mejor

D.M.

El Ébola es uno de los virus exóticos más temibles y un problema para la salud pública en varios países de África. Debido a su potencial contagioso y a que no existen vacunas ni tratamientos disponibles, los investigadores que lo estudian deben hacerlo bajo protocolos de control muy estrictos. Esto limita mucho las posibilidades de trabajar para encontrar remedios para atajarlo o curarlo.

Hoy, un grupo de investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison (EEUU) publica en PNAS un estudio en el que muestra cómo han sido capaces de desarmar genéticamente el virus. Este avance no proporciona una cura para la enfermedad, pero significa que han domesticado el virus, y esto permitirá su estudio en condiciones menos complejas.

Hasta ahora, el estudio del Ébola sólo es posible en laboratorios con el más alto nivel de bioseguridad (BSL 4). Estos centros son escasos, pequeños y muy caros, por lo que la investigación básica deeste patógeno se limita a menos de 10 laboratorios en todo el mundo.

El control del Ébola depende del gen VP30, responsable de producir la proteína que permite al virus replicarse en la célula infectada. Sin esta proteína el virus no puede desarrollarse. El Ébola con el VP30 alterado sólo puede crecer en unas células determinadas, en las cuales encuentra la proteína que ya no le da el gen modificado. Así puede estudiarse comosi fuera un virus común, pero es más controlable.