Público
Público

"Es poco probable que haya vida inteligente en otros planetas"

Nacido en España y emigrado a EEUU en su juventud, allí se ha convertido en una de las figuras más respetadas de la ciencia estadounidense y en un referente de la disciplina inaugurada por Darwin

DANIEL AYLLÓN

Francisco José Ayala (Madrid, 1934), gurú de la ciencia evolutiva y antiguo sacerdote dominico, es uno de los mayores expertos mundiales en la teoría de la evolución de Darwin. Durante su participación en unas jornadas de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander, ha catalogado de "irracionales" las teorías que defienden una creación divina.

Este año se celebra el 200 aniversario del nacimiento de Darwin y el 150 de la teoría del origen de las especies. ¿La gente está interesada en la evolución?

La gente está interesada, aunque la mayoría no lo está en las cosas científicas. Estos aspectos interesan a los científicos y a la gente religiosa. Y, entre ellos, grupos reaccionarios fundamentalistas que creen que la evolución se opone a sus creencias religiosas.

Los creacionistas dicen que la evolución no es demostrable.

No hay una teoría científica que esté mejor confirmada que la teoría de la evolución. Ni la teoría atómica, que dice que la materia está compuesta de átomos, ni la heliocéntrica, que dice que la Tierra gira alrededor del Sol, ni ninguna otra. Todas las ramas de la biología, incluyendo las nuevas, confirman la evolución. Y lo hacen de una forma aún más contundente que los conocimientos anteriores. Por ejemplo: la biología molecular, que es una ciencia que empezó hace medio siglo, da las confirmaciones más contundentes y más detalladas sobre cómo ocurre la evolución.

¿Son compatibles la Biblia y Darwin?

El problema es que la Biblia no es compatible con la Biblia si uno la interpreta literalmente. El capítulo uno de la Biblia dice que Dios creó el mundo en seis días y que el sexto día creó al hombre y a la mujer. El capítulo segundo dice que crea primero al hombre, después las plantas, los animales y, al final del proceso, la mujer. La interpretación de la Biblia así, literal, es autodestructiva. Pero la Biblia es compatible con la teoría de la evolución y con la ciencia porque no nos enseña teorías científicas, sino religiosas. El problema que tienen los creacionistas es la interpretación literal de la Biblia. Y la Biblia no es un libro de evolución, de biología o de texto.

Otra figura del evolucionismo, Richard Dawkins, es contrario a esa compatibilidad.

Dawkins dice que la teoría de la evolución hace que Dios no exista en un 95%. Es una afirmación sin fundamento científico, porque la ciencia no tiene nada que decir sobre los valores supernaturales: ni que existen, ni que no existen. De hecho, él, como la mayor parte de los científicos, afirma que la Biblia no puede probar que Dios existe. Y, por tanto, tampoco que Dios no existe. Es una cuestión de pura lógica. Lo del 95% es una afirmación extraña para un hombre tan inteligente como él.

¿El creacionismo está ganando adeptos?

No sé si está adquiriendo un mayor número de adeptos en algunos sitios. Puede estar adquiriendo más visibilidad fuera de EEUU porque se tiene más conciencia de estos problemas. Lo que está pasando en España es que ahora hay más información que hace unos años sobre lo que está ocurriendo en EEUU.

¿Cómo está evolucionando el creacionismo?

Se está haciendo más propagandista, con ayudas económicas importantes. Antes no había adventistas del séptimo día en España; ahora sí los hay. Han tenido cierto éxito en Latinoamérica y otras partes del mundo. Y entre estos grupos hay un interés en negar la teoría de la evolución. En EEUU no hay más auge contra la evolución de lo que había antes. De hecho, hay menos porque ha habido casos que han ido a los tribunales y estos han dicho que son teorías religiosas, no científicas. Y, por lo tanto, que no se podía enseñar en las escuelas públicas. Desaparecen durante cierto tiempo, pero inventan nuevas ideas para seguir expandiendo sus teorías.

¿Y en España?

Hay un problema muy minoritario de estos grupos religiosos fundamentalistas. Son grupos todavía muy pequeños.

Usted dice que el XX fue el siglo de la física y que el XXI será el de la biología. ¿Frenará esto las corrientes creacionistas?

No lo sé, porque son ideas irracionales. El que avance la biología más o menos no creo que vaya a cambiar las ideas que estas personas tienen. La información sobre la evolución y las pruebas definitivas están ahí. Por medio de la biología molecular tenemos la oportunidad de reconstruir la historia de los seres vivos con todo el detalle que se quiera. Es cuestión de invertir dinero y tiempo. No se va a poder probar más todavía. Se va a avanzar en otras áreas, pero no en la teoría de la evolución.

¿Qué representa hoy la teoría de la evolución?

La teoría de la evolución por selección natural se ha convertido en la teoría central de la biología y cualquier aspecto de esta hay que entenderlo en el contexto de la evolución. Si se quiere comprender el comportamiento humano, el de los animales, la distinción de los organismos, la fisiología, la geología o la paleontología, hay que hacerlo en términos de la evolución.

¿La teoría de la evolución puede aplicarse a otros campos?

Sí, claro. A la agricultura, a la medicina y aun a la tecnología, porque los procesos de selección natural se están utilizando en la industria para desarrollar y producir productos sobre cuestiones inesperadas. Por ejemplo, desarrollar moléculas químicas. Antes, los químicos lo hacían por ensayo. Ahora, hacen los ensayos con varias moléculas con composición distinta, pero utilizan los métodos de la selección natural para ver cuáles funcionan mejor. También se está utilizando en la informática.

Algunos se oponen a colonizar otros planetas porque dicen que, si la adaptación del hombre se produjo en la Tierra, aquí debe quedarse.

Colonizar un planeta con una estación sí que va a ser posible, pero colonizarlo para que absorba las poblaciones humanas, no; porque, ¿de dónde va a sacar el hombre los productos que necesita para su propia vida? Además, si hay vida en otros planetas, probablemente sea microbiológica. La probabilidad de que hayan evolucionado seres vivos inteligentes en otro planeta es muy baja.

Este año se han publicado descripciones de fósiles, como el llamado Ida, que se postulan como eslabones perdidos en la evolución humana.

No soy experto en esas materias, pero los expertos apuntan a que no lo son. Los descubridores plantearon que podían ser la transición a los primates, pero la mayoría de los expertos dice que no. Es un descubrimiento interesante e importante, pero parece ser una rama lateral que no lleva a los humanos.