Público
Público

Unas técnicas que están lejos de la Sanidad pública

No están reconocidas oficialmente por la Agencia Española del Medicamento

J. S.

Las denominadas terapias no convencionales o emergentes como las denomina el sector no están reconocidas por el Ministerio de Sanidad y por el momento están lejos de ser incluidas en el Sistema Nacional de Salud. Aunque son técnicas demasiado distintas las unas de las otras como para obtener una aprobación o negativa conjunta, fuentes de Sanidad indicaron ayer que se ha creado un grupo de trabajo para estudiarlas a todas dadas las características que tienen en común: carecen de aval científico y cuentan con un creciente interés popular.

Este grupo de trabajo, en el que colaboran conjuntamente Ministerio y comunidades autónomas, lleva estudiando desde "hace meses" estas nuevas técnicas, una a una, para poder pronunciarse sobre la conveniencia de incluirlas o prohibirlas definitivamente en función de si son útiles o si por el contrario resultan nocivas para los pacientes. Por el momento, no han llegado a ninguna conclusión sobre ninguna de estas terapias, según un portavoz del Ministerio.

La homeopatía no puede venderse como cura de enfermedades

Paralelamente, la Agencia española de medicamentos y productos sanitarios (AEMPS) tiene abierto en estos momentos un procedimiento de revisión de los productos homeopáticos, de los más populares entre estas pseudociencias. En la actualidad, los productos homeopáticos no se pueden dispensar como remedio probado contra ninguna enfermedad, ya que no se ha podido demostrar su eficacia clínica con ningún tipo de paciente. Por ahora, las autoridades toleran su comercio porque cumplen con los otros dos requisitos que se le demanda a un medicamento: calidad en el proceso de elaboración y la seguridad para el paciente de que son inocuos para su salud.

"Pero pueden estar tranquilos en el Ministerio; no tenemos intención de reivindicar la financiación de estos medicamentos", aseguró ayer el director de Relaciones Institucionales de Laboratorios Boiron, Miguel Barelli. Este fitoterapeuta reconoció a este diario que ha mantenido conversaciones con la AEMPS para la inclusión de sus productos.

"Todavía no hemos logrado registrar ningún medicamento", lamentó Barelli, quien critica que todavía no se haya desarrollado en España una regulación del sector como la que existe en otros países de Europa.