Público
Público

Androidizados: los reyes en el palacio de los móviles táctiles

La conjura para destronar al rey iPhone continúa. La llegada de nuevos modelos de móviles táctiles con el sistema operativo de Google recrudece la guerra por el dominio de los teléfonos "para estar siempre conectados"

PABLO OLIVEIRA Y SILVA

¿Cambiará de manos el cetro que ostenta Apple en el pequeño reino de los teléfonos móviles táctiles? Después de dos años de gobierno en solitario de los de la manzana, ahora sí son muchos los fabricantes que se han decidido a plantarles cara y lanzar móviles táctiles serios en un mercado de telefonía que se venía dibujando gris y aburrido.

Pese al resurgir de Palm con su Pre o aunque muchos profesionales han preferido las Blackberry de RIM o a los usuarios les ha convencido el extenso catálogo de la serie N de Nokia con Symbian e incluso el renovado Windows Mobile en diferentes móviles de Samsung, Motorola o LG ninguno ha conseguido encandilar como sí lo ha hecho Apple y su iPhone. Y no hay que engañarse: ninguno funciona tan bien ni es tan guay como el deseado aparatito californiano.

Así las cosas, los primeros competidores, pero de verdad, al teléfono táctil y conectable a Internet de Apple han sido los teléfonos con Android, el sistema operativo de Google para móviles. Tras la respuesta de los primeros usuarios que se atrevieron a probar los modelos de HTC con este sistema lanzados antes del verano en todo el mundo, muchos fabricantes vieron claro que Android era una plataforma por la que podía apostar en un escenario a corto plazo. Ese momento ha llegado.

"No podemos olvidar que Android tiene a Google detrás", ha sido una de las frases clave argumentadas por Óscar Rodríguez, director general de Motorola España, durante la presentación del terminal Dext, el flamante primer teléfono móvil de la compañía con este sistema operativo y uno de los últimos en llegar al mercado español. Tras largos meses de sequía, la compañía estadounidense, que durante muchos años fue la reina del mundo de la telefonía móvil y que alcanzó su clímax con el famoso V3, reaparece con un terminal táctil dirigido al público que demanda poder gestionar redes sociales desde el teléfono móvil.

Android ha sido definitivo para que muchos fabricantes hayan puesto en el mercado teléfonos móviles táctiles

Y es que Android ha sido definitivo para que muchos fabricantes hayan puesto en el mercado teléfonos móviles que ofrecen una experiencia táctil mejor -o al menos igual- que la del iPhone. En España, los operadores Vodafone y Movistar aseguran estar encantados con los resultados de sus primeros HTC con Android: Dream y Magic, aunque se reservan las cifras concretas. Y Samsung, tras vanagloriarse de su posición en el mercado con sus primeros táctiles Omnia con Windows Mobile, ha apresurado el lanzamiento de su terminal Galaxy, que, ahora sí, ofrece Android.

A esta lista ya se han unido también Motorola y LG, que en España han lanzado terminales con el sistema operativo táctil. Además, Google asegura que tiene la confirmación de que 2009 finalizará con una veintena de modelos de diferentes fabricantes distribuidos en todo el mundo con su sistema operativo. Modelos que convencen a los compradores que buscan una alternativa a la exclusividad del iPhone, o a la falta de operatividad en terminales con otros sistemas.

No han sido pocos los usuarios que, una vez pasada la resaca de firmar un contrato de permanencia de muchos meses con su operador de telefonía, soltar una buena cantidad de euros en la tienda y desprecintar una caja que resultaba mucho más pequeña de lo que esperaban, se han enfrentado a su iPhone, a su Nokia N97 o a su HTC Magic y se han preguntado: ¿Y ahora qué? ¿Para qué quiero un móvil táctil? ¿De qué me sirve tanta tarifa plana?

Cuando hace un par de años Nokia aseguró que su futuro se dirigiría ya no tanto a la fabricación de terminales móviles y sí mucho más al desarrollo de aplicaciones, programas y servicios digitales para los teléfonos, muchos pensaron que se trataba de un error de traducción. El tiempo ha demostrado que los finlandeses no se estaban volviendo locos, pese a que se rumorea que ven con buenos ojos a Android.

Sensibles a estas dudas de los usuarios que comenzaron a ver un ladrillo en sus móviles táctiles, Apple, Nokia, Google e incluso algunos operadores, han puesto en marcha diferentes tiendas que ofrecen todo tipo de programas para sus móviles punteros y a los que se puede acceder desde el propio terminal. Y la respuesta fue inmediata. Tanto es así, que Apple anunció recientemente que su App Store había alcanzado una cifra millonaria en número de descargas; y aunque los números aún son diminutos en comparación en tiendas como Ovi de Nokia o el propio Android Market de Google, demuestran el interés de los usuarios por sacar el máximo rendimiento de su sacrificada inversión.

Motorola Dext
Dext supone el resurgir de la dinastía que un día gobernó el reino de la telefonía móvil. Su primer teléfono con Android es un ‘móvil social'. Integra MotoBlur, una plataforma que sincroniza contactos, redes sociales, agenda y correo desde un solo pantallazo. Es una interfaz de acceso integrada que permite la gestión unificada de las cuentas personales que los usuarios puedan tener en Facebook, Twitter, MySpace, Gmail, Yahoo o LastFM, además de manejar su correo electrónico. Ofrece un completo teclado QWERTY, cámara de 5 megapíxeles con foco automático y con la posibilidad de estar siempre conectada a Facebook, Picasa, Photobucket o MySpace para subir las imágenes o los vídeos a Youtube, fácilmente. Navegador HTML, velocidad 3G, conectividad WiFi, además de entrada jack de 3.5 mm para auriculares, acceso a todos los servicios de Google Mobile y a las aplicaciones del Android Market, ranura para tarjetas microSD... Estará disponible con Telefónica en noviembre.

HTC Tattoo
El ‘tatuaje' de HTC es su segundo terminal que incorpora la tecnología Sense, que hace más intuitivo el uso del móvil. Centrado en diferentes posibilidades de comunicación y compartición de archivos, es pequeño y compacto, añade carcasas intercambiables y todos los servicios de Google y las aplicaciones presentes en el Android Market. Su carcasa envuelve una cámara autofocus de 3,2 megapíxeles, una conexión para cascos de 3,5 mm y una ranura para tarjetas de memoria microSD. Llegará en octubre con Movistar, Vodafone y Orange, aunque su precio en el mercado libre rondará los 349 euros.

Samsung Galaxy
Pantalla AMOLED táctil de 3,2 pulgadas, conectividad WiFi y HSDPA de 7,2 Mbps, acceso a todos los servicios móviles de Google y al Android Market, cámara de 5 megapíxeles, batería de larga duración (1500mAh), 8 GB de capacidad interna y hasta 32GB con una tarjeta microSD, Bluetooth 2.0, USB 2.0, WiFi, MicroUSB, conexión de 3,5 mm para auriculares, compacto y delgado (1,19 cm de grosor), disponible a un precio de 499 euros libre y de 99 euros con un contrato en Yoigo.

LG GW620
Aunque la apuesta fuerte de LG se basa en móviles táctiles con Windows Mobile -la compañía tiene preparada una batería de nuevos terminales con este sistema- el fabricante no ha querido dejar pasar la oportunidad de presentar un móvil con Android. El GW620 tiene una pantalla táctil de 3 pulgadas y un teclado QWERTY deslizable, muy similar al modelo de Motorola e incluso al N97 de Nokia. Llegará a Europa en un par de meses.