Público
Público

Jugar a las chapas sin chapas

Un videojuego 100% español será desarrollado por vez primera para la consola PSP de Sony

BLANCA SALVATIERRA

Forman parte de la misma productora que revolucionó hace más de dos años el mundo infantil con la serie de animación Pocoyó. Quizá por ello, Antonio Segovia, Sego, y Natalia Alonso, diseñador y jefa de marketing de Zinkia, respectivamente, no están nerviosos ante la idea de desarrollar PlayChapas Football Edition, una versión digital del tradicional juego de las chapas que será el primer videojuego de desarrollo plenamente español que verá la luz en la consola PSP, una máquina del gigante Sony Computer. 

El jefe de producto de Sony para PlayChapas, Roberto López, confiesa: "No ha sido una tarea sencilla convencer a Sony Computer de la producción de un juego local. Son necesarias muchas reuniones y muchos informes". La gente de Zinkia empezó a plantear ideas a Sony sobre posibles videojuegos hace 10 meses. La productora, no obstante, lo tenía más fácil que otros estudios nacionales, existía un contacto previo con Sony, que también distribuye Pocoyó. "Se escogió porque es un concepto conocido por todo el mundo, que abre la consola a un nuevo tipo de público", especifica López, en alusión a que los juegos de la PSP son, en su mayoría, superproducciones complejas.

Estudios españoles

Las ventas en el sector de los videojuegos se acercaron el año pasado a los 1.500 millones de euros, pero sólo un 1% de los títulos eran de desarrollo nacional. Dentro de este porcentaje, los juegos más desarrollados en España fueron los de PC (34%). Estos datos se deben a que, en la gran mayoría de los casos, se trata de minijuegos en formato flash y casual games, juegos sencillos que propician partidas rápidas. Este es precisamente el punto de partida de PlayChapas Football, un concepto que ya había tenido éxito en formato on-line bajo el nombre RealCap.

Con respecto a la adaptación del juego a PSP, Sego mantiene que, aunque ya se había probado la idea básica del título antes, no es sencillo programar para una consola como la máquina de Sony: "Hemos tenido que introducir un sistema de inteligencia artificial, para que haya un contrario, además de reprogramarlo y añadirle nuevas texturas, modos de juego o efectos sonoros".

Esta es una de las dificultades a las que se enfrentan los pequeños estudios de desarrollo españoles. Con una capacidad de inversión limitada, en ocasiones reducida sólo al propio trabajo, programar para las consolas de nueva generación es una tarea casi imposible. No es el caso de Zinkia, que hace tiempo que consiguió ir un paso más allá. "Hay empresas que compran el motor del juego, pero nosotros lo hemos hecho todo", puntualiza Sego, consciente de que este hecho les añade méritos. De hecho, el desarrollo del juego obligó a redimensionar Zinkia con más programadores.

Recuperar la sencillez
La temática de PlayChapas Football, que verá la luz antes de finales de año en formato UMD, a un precio inferior al habitual, no ha estado exenta de polémica. En algunos foros especializados se critica con dureza la elección de las tradicionales partidas de fútbol chapas como motivo de uno de los pocos videojuegos españoles que ha logrado adentrarse en una consola portátil de nueva generación, pero Sego mantiene que "las críticas provienen de gente acostumbrada a otro tipo de juegos" y afirma contundente: "Si hay juegos de billar o de golf, ¿por qué no de chapas?".

El jefe de producto de Sony considera que el concepto del juego es un elemento de triunfo. "PlayChapas aporta algo diferente, un tipo de juego que no prolifera en la consola PSP", dice. La máquina de Sony apenas cuenta con juegos casual y con este tipo de apuestas los expertos han querido ver un acercamiento a la portátil de Nintendo, que cuenta con una amplia experiencia en este sentido. "Los niños de hoy ya no juegan con chapas. Los que conocen este área son gente a partir de 30 años", dice Sego, y añade: "Pretendemos atraer a los que ya conocían este juego, a la vez que a una nueva generación". Con una banda sonora también localizada en España, el jefe de producto de Sony no oculta su entusiasmo ante la responsabilidad de un desarrollo local que se lanzará en principio en España, Italia y Portugal. "Estamos expectantes, pero también seguros", añade la jefa de marketing de Zinkia.