Público
Público

El Kindle de Amazon se estrena a lo grande en España

La tienda rebaja 20 dólares el precio de su libro electrónico ‘internacional', mientras los pedidos se gestionan en menos de 48 horas

PABLO OLIVEIRA Y SILVA

La decisión de Amazon de abrir la puerta para la venta de su último Kindle, su libro electrónico, a todo el mundo ha despertado gran expectación. Y esta afirmación está avalada por las informaciones publicadas en los medios de comunicación y porque las acciones de la compañía han subido en Bolsa.

Además, la tienda en Internet asegura que en los primeros días los pedidos han sido tan numerosos que han decidido unificar los precios de la versión nacional y la internacional en un solo valor. Así, el Kindle que se puede adquirir desde España pasa a costar 259 dólares, en lugar de los 279 dólares que había que pagar desde su lanzamiento.

Pero, ¿qué pasa con los sufridores clientes que adquirieron el dispositivo en los primeros días? Pues Amazon ha querido adelantarse a las más que posibles quejas de estos early adopters que han tenido que abonar los 279 dólares iniciales e inmediatamente ha realizado un reintegro de los 20 dólares de diferencia a la cuenta de la tarjeta con lo que realizaron el pago.

Esta estrategia, que la compañía apunta a una fórmula para acelerar la entrega de los pedidos, ha sido vista por algunos analistas como una forma de conseguir que su Kindle resulte más competitivo frente a la reciente propuesta de Barnes & Noble que ha presentado también su libro electrónico, Nook, que comienza a venderse en pocos días en las tiendas de la librería y en su página web.

Sin embargo, pese a que desde la compañía aseguran que no dan abasto con los encargos, sus pedidos se están cursando en pocas horas. Desde España, la compra de un Kindle supone la espera de menos de 48 horas, desde el momento en que se realiza el pago, hasta el momento en que se recibe el pedido.

Eso sí, el comprador no debe esperar muchos accesorios o complementos en la caja. Al abrirla comprobará que el pedido incluye el dispositivo Kindle, un cable USB para su recarga, el enchufe (con la conexión de EEUU) y un sencillo manual de usuario, impreso en papel reciclado.

A los actuales 259 dólares del Kindle hay que sumar 20 dólares del envío internacional a través de la empresa de mensajería UPS. Sin embargo, la sorpresa en la factura para muchos compradores llega con una cifra más a sumar al total, bajo el concepto "Depósito de cuotas de importación" (Import Fees Deposit), que se eleva a 50 dólares. Este concepto supone el cobro de un depósito temporal, a la espera de confirmar lo que en la aduana de EEUU cobren por la importación del dispositivo fuera de las fronteras estadounidenses.

En la página de Amazon, la compañía explica que dicho depósito puede ser devuelto en parte, si el valor final del cobro en aduanas es inferior a la cifra retenida.

Amazon ha hecho público que en estos primeros nueve meses del año su beneficio aumentó el 23,3% y se situó en 518 millones de dólares, frente a los 420 millones que consiguió en igual periodo de 2008. Aseguran que esto es debido a la buena aceptación de su libro electrónico.

"El Kindle se ha convertido en el producto más vendido en número de unidades así como en dólares no sólo de nuestro departamento de electrónica, sino también de todas las categorías de Amazon.com", ha asegurado el fundador y consejero delegado de la compañía, Jeff Bezos, al presentar los resultados. Sin embargo, la compañía no ha divulgado cifras exactas de ventas del Kindle.