Público
Público

El triunfo del 'teléfono táctil'

Los fabricantes de móviles apuestan por la interactividad y los sistemas de navegación GPS. Apple presenta este lunes las nuevas funciones de su popular iPhone

BLANCA SALVATIERRA

El consejero delegado de Apple, Steve Jobs, presenta este lunes en San Francisco, en la Conferencia Mundial de Desarrolladores de la compañía, la versión 2.0 del software del iPhone, el terminal móvil del que se han vendido más de cinco millones de unidades. La expectación que ha provocado esta conferencia se debe a las especulaciones que apuntan a que Jobs presentará también el iPhone 2.0, un terminal que incorporaría la característica que le faltó en un lanzamiento eminentemente estadounidense: la conectividad 3G.

Los usuarios realizan en Internet conjeturas en todos los sentidos sobre el nuevo iPhone, augurando un rediseño, una sustancial rebaja en el precio si se adquiere mediante un operador, que se mejore la batería para poder afrontar las nuevas funciones o una ampliación de su capacidad de almacenamiento.

Lo único seguro es que los fabricantes de terminales no perderán detalle sobre lo anunciado por Jobs aunque, como especifica el director de marketing en Europa del fabricante HTC, Rui Antunes, que trabajó durante una década para Motorola, “es el usuario el que marca el futuro de la telefonía móvil, y el desafío de los fabricantes es saber adaptarse y ofrecer la tecnología que ellos demandan”.

Cuando se le pregunta a Antunes cómo cree que serán los terminales del futuro, no establece una solución única y mantiene que, aunque hay necesidades comunes, hay que tener una gama amplia disponible porque siempre habrá usuarios con necesidades distintas. Su compañía sorprendió a la competencia hace un año con el lanzamiento del HTC Touch, un terminal con pantalla táctil que se adelantó al iPhone. “Fuimos los primeros en lanzar un terminal de ese tipo”, argumenta con orgullo.

Con respecto al teléfono de Apple, Antunes mantiene una postura similar a que defiende Nokia: “Nada de lo que Apple ha hecho ha cambiado nuestros lanzamientos. El iPhone nos ha dado la razón, que la interacción entre el terminal y el usuario debe ser sencilla, con pantallas táctiles o con lo que sea necesario”. HTC acaba de presentar Diamond, un teléfono que, por fechas y prestaciones, se ha adelantado de nuevo al supuesto lanzamiento del iPhone 2.0.

LG también reconoce la importancia de la tecnología táctil. El director de telefonía móvil de LG Electronics, Antonio Zofío, mantiene que éstas “aportan al usuario una mayor facilidad de acceso a aplicaciones para que su utilización sea mucho más rápida e intuitiva”. No obstante, al igual que Antunes, también observa la necesidad de tener varios modelos, de “combinar pantallas completamente táctiles con teclado tradicional”.

Los servicios también se plantean como un aspecto vital en el desarrollo de terminales. Al fin y al cabo, éstos son en esencia carcasas más o menos complejas que sirven como plataformas para el desarrollo de servicios. Para hacer móviles aplicaciones que ya han demostrado su éxito en el escritorio, como los mapas o los programas de gestión de imágenes, los teléfonos se han remodelado con pantallas más grandes y sistemas más potentes que permitan una gestión adecuada de los programas. Una de las vías por la que los fabricantes apuestan con fuerza en la actualidad es la incorporación de sistemas GPS en el terminal, una tendencia en la que el fabricante Nokia ha profundizado con el lanzamiento de software propio.

El director general de Toshiba Mobile España, Emilio Álvarez, defiende que las tendencias pasan por mejorar la interfaz de usuario para que las aplicaciones sean más fáciles de manejar. Más allá de la forma de los terminales del futuro, Álvarez apuesta por “los dispositivos que permiten estar siempre conectado, con anchos de banda de subida y bajada mayores”, aunque también introduce un nuevo concepto: el de la seguridad. “En Toshiba hemos sido pioneros en la introducción de formas de seguridad biométrica como el escáner de huella dactilar”, añade. El director de la división de telecomunicaciones de Samsung Electronics, Celestino García, también apuesta por la conectividad a Internet como uno de los retos más urgentes, así como por la creación y el perfeccionamiento de nuevas aplicaciones. “Si miramos hacia delante veremos al teléfono móvil convertido en el instrumento de acceso a cosas que ahora no se hacen de una manera cómoda e intuitiva: pago inmediato en comercios o servicios, control de aparatos y electrodomésticos, contenidos multimedia remotos...”

Julio Alonso, director general de Weblogs SL  

El móvil se ha convertido en el aparato electrónico personal predominante de acuerdo a dos funcionalidades básicas: voz y SMS. A ellas hay que sumar una tercera añadida recientemente por las Blackberry: el correo electrónico. Su posición hegemónica sólo ha sido algo amenazada por el reproductor MP3.

El iPhone unifica los tres usos anteriores, añadiendo las funcionalidades del iPod y una mejora sustancial en usabilidad de la navegación web (pantalla mayor, navegación y conectividad WiFi). Esto implica que sus usuarios tienen un consumo mucho mayor de datos, hasta el punto de que, incluso antes de su comercialización en España, páginas web como Xataka reciben más accesos desde el iPhone que desde la suma de los demás modelos.

¿Significa esto que Apple va a dominar el mercado de terminales móviles arrebatándoselo a los fabricantes tradicionales, igual que consiguió arrebatar a Sony el dominio del mercado de reproductores de música portátil? Puede ser, si los demás fabricantes no espabilan. Lo que sin duda sí hará es redefinir nuestra percepción colectiva del papel del teléfono móvil, expandiendo fuertemente el catálogo de funcionalidades y ocasiones de uso para las que consideraremos este aparato como la mejor opción.