Público
Público

La Caixa premia el estímulo del coleccionismo

La Fundación Arte y Mecenazgo reclama medidas de fomento de la inversión privada en arte

A. ESTRADA

Los Voghel eran un matrimonio de funcionarios estadounidenses que llegó a un curioso pacto: dedicarían todos los años uno de los dos sueldos a coleccionar obras de arte. Así lo hicieron durante varias décadas y conformaron una colección de cerca de 2.000 obras de arte minimal que acabaron donando a la National Gallery of Art en Washington. Esto es más habitual en Estados Unidos que en España. Por eso, con el fin de fomentar el coleccionismo se ha creado la Fundación Arte y Mecenazgo, a iniciativa de La Caixa, que busca incentivar la participación privada en la difusión pública de la cultura, que se reconozca la aportación social de los coleccionistas de arte e impulsar el mecenazgo por su contribución a la recuperación, conservación y creación del patrimonio artístico.

Esta fundación, presidida por Leopoldo Rodés, ha creado los Premios Arte y Mecenazgo, con los que pretende reconocer a los artistas, galeristas y coleccionistas que contribuyan a enriquecer el patrimonio artístico español. Ayer se entregaron los primeros premios a la galerista Juana de Aizpuru, al coleccionista José Luis Várez Fisa y al artista Isidoro Valcárcel como artista.

Además, la fundación prepara una propuesta de medidas de fomento del mercado del arte, que presentarán a los grupos parlamentarios, con el objetivo de llevar a cabo una reforma tributaria delmercado del arte.

Algunas de estas medidas, según Mercedes Basso, directora general de la Fundación Arte y Mecenazgo, incluirían la revisión de la dación en pago de impuestos, la normativa de Patrimonio Histórico y afectarían también al IRPF y al IVA de los artistas, coleccionistas e intermediarios, así como al Impuesto sobre Sucesiones para facilitar que las colecciones familiares se mantengan.

Se trataría de fomentar fiscalmente la inversión privada (tanto de particulares como de empresas) en arte para que sustituyera a la inversión pública, que en estos momentos de crisis está muy limitada.