Público
Público

El caluroso adiós a Eduardo Gómez de sus compañeros de profesión 

Amigos y compañeros de reparto de 'La que se avecina' y 'Aquí no hay quien viva', así como otros actores y actrices han dedicado algunas palabras al artista, que ha fallecido este domingo a la edad de 68 años.

Fotografía de archivo del actor Eduardo Gómez, tras recibir el premio al Mejor Actor de Reparto de Televisión, por su trabajo en la serie "Aquí no hay quien viva". / EFE

público | agencias

El actor Eduardo Gómez conocido por sus papeles en series como La que se avecina o Aquí no hay quien viva, ha fallecido a los 68 años de edad. Comenzó su carrera en la década de los noventa con pequeños papeles en series de televisión y como figurante en películas de cine, trabajos que compaginaba como vendedor, camarero o dependiente.

En la serie que le catapultó a la fama hacía el papel de Mariano, padre del portero de una finca de vecinos, interpretado por Fernando Tejero, a quien le complicaba la vida con sus trapicheos. El actor ha publicado en su cuenta de Instagram un emotivo mensaje de despedida.

"Compañero, me dejas sin palabras, aún sin dar crédito, pero me dejas también con recuerdos maravillosos de muchas risas y mucho cariño, amigo querido. Buen viaje, compañero. Gracias por todo DEP. Qué tristeza", ha escrito el actor que fue su hijo en la ficción. 

El actor que también actuó en la misma serie, Nacho Guerreros, ha publicado en su perfil de Instagram una de las escenas que protagonizaron juntos, la que ha acompañado de un texto de despedida: "Hasta siempre Eduardo Gómez. Guardo de ti un recuerdo precioso y esta gran secuencia de AQUÍ NO HAY QUIEN VIVA. Gracias!".

Santiago Segura se ha acordado de los rasgos de la personalidad de Gómez: "Un tipo divertido, peculiar, sencillo y humano...", ha señalado.

Mientas que Lidia San José, muy emotiva, ha escrito: "Siempre me has hecho reír. Hasta hoy, que me haces llorar".

"Todavía no me lo creo", ha señalado su también compañera de reparto Cristina Castaño.

El director Álex de la Iglesia ha recordado una frase que le decía Gómez cuando mencionaba que "el humor no tiene ni puta gracia".