Público
Público

Enrique Meneses, una figura de referencia

La presentación del primer libro antológico sobre el fotoperiodista madrileño se convierte en un homenaje a su obra y en una reivindicación a la esencia del periodismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Las memorias de Enrique son las mejores que se han escrito en el periodismo español, de lejos. Como reportero internacional, Enrique Meneses tiene el mejor currículum del periodismo español', aseguraba ayer Gervasio Sánchez, compañero de profesión y amigo del difunto Meneses, durante la presentación del primer libro antológico sobre el veterano periodista. 'El lo que quería es poner en valor su mirada fotográfica, quería estar allá donde sucedían las cosas. Era un tipo que podía entrar en cualquier lugar por difícil que fuese, sin entrada y sin identificación', apuntaba el informador Gumersindo Lafuente, de El Huffingtonpost.

La obra Enrique Meneses, la vida de un reportero( La Fábrica) , recoge 176 fotografías y negativos del periodista madrileño- algunos de ellos inéditos- en 256 páginas, y vio la luz ante un local lleno a reventar, en el que casi la mitad de los asistentes permanecieron de pie, sentados en el suelo o en las escaleras, sin que esto les impidiera disfrutar del merecido homenaje al maestro que inmortalizó a Fidel Castro en Sierra Maestra y retrató la Marcha sobre Washington (entre otras muchas capturas).

Un extracto del documental Cien miradas de Enrique Meneses -cuyas anécdotas arrancaron varias sonrisas y algunas carcajadas a los asistentes- sirvió para introducir la excepcional obra de un hombre que durante más de sesenta años vivió por y para el periodismo, como recordaron Chema Conesa, Gumersindo Lafuente, Gervasio Sánchez y Alfonso Armada, los responsables de la obra que, según defienden, lleva impreso el sello personal de Meneses, que trabajó hasta sus últimos días en este proyecto. 'Siento que no pudiera verlo, porque él deseaba un libro con esa mirada fotográfica, al margen de la periodística'. 'El libro no parece la antología de un autor, parece la antología de una agencia', apunta el fotógrafo y comisario de exposiciones Chema Conesa . 'Cada vez que disparaba encontraba un momento estelar de lo que quería: iba al grano', señala Gervasio Sánchez, del Heraldo de Aragón.

Freelance por excelencia, generoso, de fuerte carácter, cercano, amante de las nuevas tecnologías y dotado de un encanto que lo convertía en un magnífico contador de historias -'un embaucador' en palabras de Lafuente- Meneses fue un hombre de ideas claras, alejado de convencionalismos, de espíritu joven, libre. 'El discurso de Enrique era absolutamente entusiasta y libertario: no os caséis, no tengáis hijos, no os hipotequéis. Marchaos al extranjero ya mismo. Olvidaos de la seguridad y del miedo. Salid al mundo, aprended inglés y marchaos a contar lo que pasa en el mundo' recuerda el periodista de ABC Alfonso Armada.

Hablar de Enrique Meneses conlleva irremediablemente hablar de periodismo, ya que como él mismo aseguró en más de una ocasión 'por mis venas corre tinta de imprenta, mezclada con un poquito de whiskey'. 'La casa de Enrique era una escuela de periodismo, se aprendía más periodismo allí que en cualquier universidad española', apunta Lafuente. 'Sus últimas palabras fueron dirigidas a hablar de periodismo. Espero que a partir de ahora, haya al menos la vergüenza de recuperar esta figura y convertirla en alguien de referencia, uno de los grandes referentes para las universidades y redacciones españolas' defiende Sánchez.

'Muchas generaciones a partir de una determinada edad ignoraban la existencia de su trabajo, los lugares donde había estado, que había sido el único español que logró estar en todos estos lugares', recuerda Lafuente. 'Es imposible entender que una persona con este currículum haya sido tan obviada. Cada día es más mucho más hiriente ser periodista, o al menos como yo entendí siempre ser periodista', insiste Sánchez. 'El periodismo es igual o incluso más importante que la sanidad o la educación. Una sociedad sin buen periodismo está condenada al desastre', asegura.

Enrique Meneses advirtió durante años del progresivo deterioro que ha sufrido el periodismo, defendiendo una concepción del oficio alejada de los medios convencionales, apoyada en las nuevas tecnologías y distanciada de las mastodónticas y 'alienantes' redacciones a las que estamos acostumbrados. Pero, ¿cómo superar la crisis del periodismo? ¿Qué pueden hacer los periodistas españoles -especialmente los más jóvenes- para encontrar trabajo en su sector? 'En los congresos de periodismo se habla más de modelos de negocio que de periodismo, y creo que ese es uno de los grandes problemas que tenemos'... 'Para vivir de eso igual hay que salir al extranjero, buscándote la vida como hacen muchos periodistas españoles que salen adelante publicando fotos en prensa extranjera', apunta Alfonso Armada.

Gervasio Sánchez lo tiene claro: 'La solución es marcharse. Cuando Enrique era joven se marchó de este país a otra parte del mundo, buscó un camino. Quejarse no es el camino. Enrique Meneses fue periodista sesenta y cinco años de su vida: desde los diecisiete hasta el día de su muerte, sesenta y cinco años después. Para pasar sesenta y cinco años como periodista hay que creer en el periodismo, todos los días, a todas horas, como hizo Enrique Meneses.'

Ir, ver, oir, volver y contar: una fórmula 'más sencilla que la teoría de la relatividad de Einstein' en palabras de Meneses, para definir el oficio al que dedicó su vida: el Periodismo. Larga vida al maestro Meneses.

- Fuera de Foco - La mirada de Enrique Meneses llega a Valencia
- Fuera de Foco - Fallece a los 83 años el fotoperiodista Enrique Meneses
Blog de Enrique Meneses
Flickr de Enrique Meneses
Utopía TV
- Filmin - Oxígeno para vivir