Público
Público

La familia de García Lorca pide a la Universidad de Granada que retire el nombre del poeta a una cátedra

Nueva polémica en Granada entre el profesor Fortes, la familia del poeta y Luis García Montero

PÚBLICO.ES / EUROPA PRESS

Los círculos culturales de la ciudad de Granada andan un poco revueltos y no precisamente por la celebración del día del libro, sino por una nueva polémica en torno al mito cultural de la ciudad, el poeta Federico García Lorca. 

El sembrador de cizaña ha sido una vez más el profesor José Antonio Fortes, pródigo en desacreditar la trayectoria del poeta granadino. Fortes fue invitado el miércoles a dar una conferencia sobre el Romancero Gitano en la cátedra García Lorca de la Universidad de Granada (UGR) y aprovechó el acto para arremeter contra la obra del poeta, algo que era previsible dado que el profesor, en otras ocasiones, ha llegado a decir de Lorca que "será siempre un nuevo señorito" y que "exalta" el fascismo.

El miércoles Fortes fue fiel a su estilo: arremetió contra la obra de Lorca, del que dijo que es una figura que se ha llevado a un "proceso de sacralización que hoy llega al ridículo". También llegó a afirmar que la familia del poeta conoce que en la fosa donde supuestamente está enterrado "no hay cadáver ninguno". Fortes dijo que por eso los Lorca enviaron a la zona situada entre Víznar y Alfacar al periodista de El País Fernando Valverde "a hacer un reportaje diciendo que unos labradores se habían encontrado allí unos huesos que tiraron".

Las reacciones no se han hecho esperar:  la presidenta de la Fundación Federico García Lorca, Laura García-Lorca, ha remitido una carta al rector de la Universidad de Granada, Francisco González Lodeiro, en la que pide que retire el nombre del poeta granadino de la Cátedra que invitó a José Antonio Fortes a dar la conferencia.

Aunque ésta ha sido la reacción más contundente, no ha sido la única: el sobrino del poeta Manuel Fernández-Montesinos consideró también que Fortes "se echa él mismo detritus encima" y que está "cometiendo un gravísimo error".

"Desde luego que no hemos enviado a nadie a hacer nada. Cada uno puede hacer sus averiguaciones y hay multitud de personas que han estudiado múltiples aspectos sin ningún tipo de orden", indicó Fernández-Montesinos, quien se preguntó cómo alguien como Fortes "ha podido llegar a tener un puesto de cierta relevancia en la UGR".

En la polémica ha terciado el poeta Luis García Montero, que perdió un juicio con Fortes por llamarle "perturbado" en un artículo y a raíz del cual anunció que dejaría la docencia. García Montero señaló que el hecho de que la UGR haya invitado a dar una conferencia sobre Lorca "a un profesor que lo calumnia" es "síntoma" del nivel de "degradación" al que ha llegado la ciudad de Granada.

Para García Montero "no es que (Fortes) esté falto de rigor y de conocimiento y que sus opiniones sean una verdadera manipulación histórica e ideológica, sino que además los insultos se hacen desde la Cátedra García Lorca". "Cada vez que se habla en Granada de un asunto cultural es para ofender al artista, a la familia o para que se pierda lo más digno que tiene la ciudad. Yo creo que en Granada soñamos con hacer una ciudad digna y la hemos convertido en un verdadero estercolero", mantuvo.

En ese sentido, incidió en que en otros lugares del mundo el nombre de García Lorca "se pone al lado de lo más digno", excepto en Granada "donde la UGR y el Vicerrectorado de Extensión Universitaria justifica que a Lorca se le llame fascista, incluso en un panfleto publicado por la propia UGR", que fue repartido entre los asistentes a la conferencia de Fortes con textos de éste y que aludía a que en Romancero Gitano Lorca "lleva esta caricatura gitana a la parodia social y a la provocación política; esto es, a la aporía superior (intelectual, ideológica, pero también política), que material e históricamente se reconoce y se entiende como fascismo".