Público
Público

La NASA explora el planeta Cine

En el 60 aniversario de la Agencia Espacial de EE.UU. y más cerca del sol que nunca, recordamos la entusiasta actividad creativa de unos cuantos cineastas en torno a la NASA y a sus fascinantes misiones.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Fotograma del filme 'Interestellar'

“La NASA odia el fuego. Por aquello de que ‘el fuego hace que todos mueran en el espacio’. Así que todo lo que envían aquí es resistente al fuego”. Era uno de los mensajes de Mark Watney, el astronauta que sobrevivía en el planeta rojo, en ‘Marte’, la película de Ridley Scott que protagonizó Matt Damon y que hoy está de plena actualidad con la nueva misión de la National Aeronautics and Space Administration.

Más cerca del sol que nunca, la NASA envía la sonda Parker Solar Probe hacia la gran estrella para estudiar su corona, protegida con un escudo que la permitirán resistir temperaturas cercanas a los 1,370 grados Celsius (2,498 grados Fahrenheit), manteniendo una temperatura “relativamente cómoda de 29.4 grados (84.92)” en su interior. Una ambiciosa empresa que coincide con el sesenta aniversario de la agencia espacial estadounidense, que, por cierto, ya ha lanzado el Nano Rack Remove Debris para limpiar el espacio. Un logro más en la apasionante vida de la NASA que se coló en el cine desde sus comienzos.

Los viajes al espacio

El espacio y, sobre todo, lo que venía de él ya habían protagonizado algunas películas, pero la NASA debutó de verdad en el cine con la historia del ingeniero espacial Wernher von Braun, en la película ‘Destino, la estrellas’, protagonizada por Curd Jüngens y dirigida por J. Lee Thompson en 1960. A partir de ahí y con el eco de la absoluta convicción del gran Ray Bradbury de que “los viajes al espacio nos harán inmortales”, cineastas de todo el mundo comenzaron una entusiasta actividad creativa en torno a la agencia estatal y sus misiones.

Dos destacados técnicos de la NASA, Harry Lange y Frederick Ordway III, trabajaron en el equipo del diseño de la película ‘2001: una odisea del espacio’, de Stanley Kubrick, a partir de 1966. El segundo volvió a su puesto en la agencia cuando se terminó la película, pero Lange se dejó seducir por el cine –no en vano, entró por la puerta más grande-, donde desarrolló una interesante carrera como asesor de George Lucas en la creación de R2D2 y C3PO y como diseñador de producción de ‘El imperio contraataca’ y ‘El retorno del jedi’, decorador de algunos espacios de ‘La naranja mecánica’ o colaborador en el diseño de producción de ‘El sentido de la vida’, de Monty Python.

Extraordinarios equipos humanos

Hasta hace muy poco, el cine, que había bebido con verdadero ansia de las excitantes fuentes de las misiones de la NASA, se había olvidado, no tanto de las personas que la hicieron crecer, como en concreto de las mujeres que pertenecieron a ella y que fueron imprescindibles en algunos de sus logros más notables. Afortunadamente, hace dos años Theodore Melfi comenzó a escribir esta historia en la película ‘Figuras ocultas’, en la que recuperaba la memoria de las tres científicas -Katherine Johnson, Dorothy Vaughn y Mary Jackson- que fueron clave en el éxito del lanzamiento al espacio del astronauta John Glenn.

El éxito del filme fue más allá del cine, como antes lo hicieron las tripulaciones que viajaron al espacio y los equipos en Tierra que les coordinaron. El mundo entero ha estado siempre pendiente de la gran aventura a través de las estrellas. Y en la gran pantalla, la oportunidad de acercarse a esas mujeres y hombres extraordinarios ha dado muy buenos resultados. En 1983, Philip Kaufman ya se había ocupado en ‘Elegidos para la gloria’ de la hazaña de Chuck Yeager, el piloto de la Fuerza Aérea de EE.UU. que consiguió romper la barrera del sonido y que inició las preparaciones de un equipo de astronautas.

Fotograma de la película 'Elegidos para la gloria'.

"Houston, tenemos un problema"

Esos pilotos del ejército del aire que se convertían en astronautas en una misión de la NASA, aunque ésta solo fuera reparar un satélite de comunicaciones ruso, se convirtieron en personajes entrañables en ‘Space Cowboys’ (200), de Clint Eastwood, que debió pasarlo en grande trabajando con otros veteranos como él. Tommy Lee Jones, Donald Sutherland y James Garner, junto con el propio cineasta, formaban aquella tripulación.

Mucho peor lo pasaban los hombres que viajaban a la luna en abril de 1970 a bordo del Apollo XIII –“Houston, tenemos un problema”-, aunque el plantel de estrellas brillaba mucho también. ‘Apollo 13, un trabajo bastante previsible de Ron Howard, estaba protagonizado, entre otros, por Tom Hanks, Kevin Bacon, Bill Paxton y Ed Harris. Este último se llevaba el premio de la emoción en su papel de Gene Kranz, director de vuelo del Apolo, líder del equipo en Tierra que trabajó para recuperar sanos y salvos a los astronautas. “Nunca hemos perdido a un americano en el espacio y estamos seguros, como que el infierno existe, de que ninguno se perderá ante mis ojos. El fracaso no es una opción”, ha pasado a la historia y como título de las memorias de este hombre, aunque en realidad jamás salió de sus labios.

Los actores principales de 'Space Cowboys'

Un lugar en las estrellas

“La intención nuestra era crear una experiencia, meter al público en la pantalla como si fuera el tercer astronauta”, aseguró el mexicano Alfonso Cuarón hablando de su película ‘Gravity’, un ejercicio visual maravilloso para el que utilizó una de las imágenes más bellas que existen en fotografía de la Tierra desde el espacio.
Una visión del planeta que se oscurece en ‘Interstellar’, de Christopher Nolan. La NASA ya ha comenzado a enfrentarse a la devastación y agotamiento total de la Tierra, y ha realizado algunas fotografías de la destrucción de ésta por el hombre y las ha difundido con una alerta de ¡urgente! En la película de Nolan, la catástrofe ya está servida y su protagonista viaja a través de un agujero de gusano más allá de la galaxia, buscando la manera de que sobreviva la especie humana.

Ese posible futuro es ya una nueva película, la que la propia NASA ha emitido gracias a las imágenes captadas por los tripulantes de la Estación Espacial Internacional, donde se realizan experimentos para que podamos enfrentarnos a las consecuencias del cambio climático y a los desastres naturales que crecerán con él. No es arte, no es cine, pero lanza el mismo grito de alarma que expresaba Cooper (Matthew McConaughey) en ‘Interstellar’: “Antes mirábamos hacia arriba soñando con qué lugar ocuparíamos entre las estrellas. Ahora miramos hacia abajo, angustiándonos con qué lugar ocuparemos entre el polvo”.