Público
Público

Historia del feminismo español Emilia Pardo Bazán, bandera del feminismo

2021 será el año del centenario de la escritora gallega, considerada una de las primeras feministas españolas y portento filosófico y literario, que, además de escribir, hizo cosas tales como el diseño de los planos del Pazo de Meirás. 

Emilia Pardo Bazán
Fotografía de archivo de la escritora gallega Emilia Pardo Bazán. EFE.

Agencia EFE

La escritora coruñesa Emilia Pardo Bazán fue "una mujer bandera" que vivió transgrediendo las normas de una sociedad profundamente machista. Así la describe el catedrático de Literatura de la Universidad de A Coruña, José María Paz Gago, coordinador del Congreso Internacional que se celebrará en A Coruña durante el 2021, año del centenario de su muerte. 

Una veintena de investigadores que conforman una nueva generación de pardobazanistas reivindicarán a la escritora, nacida en 1851, y autora de obras tales como La cuestión palpitante o Memorias de un solterón. La encargada de inaugurarlo será la académica de la Real Academia Española (RAE) Carmen Riera, lo que, según explica Paz Gago, tiene "un gran simbolismo" porque Pardo Bazán no fue aceptada en la RAE en dos ocasiones "por ser mujer".

A la etiqueta de literata le acompaña su faceta de pensadora feminista, una de las primeras que ha pasado con tal nombre a los anales de la historia. Como apunta Paz Gago, se atrevió a reivindicar la necesidad de que la mujer tuviera un trabajo y un salario propio para poder emanciparse de los hombres de verdad. "Esta es una idea avanzadísima", remarca Paz Gago.

Por ello, no duda en decir de Bazán que "se puso el mundo por montera" y no se acomplejó "ante sus colegas escritores" que llegaron a decirle que era "un cerebro de hombre en un cuerpo de mujer". "Es un gran ejemplo para la mujer de hoy", subraya el profesor, pues "no tenía complejos".

Emilia Pardo Bazán diseñó El Pazo de Meirás

El catedrático subraya la importancia de la "coincidencia histórica sorprendente" que supone el hecho de que el Estado recupere provisionalmente el Pazo de Meirás –al que él prefiere denominar Torres de Meirás- justo antes del centenario de su muerte. "El Pazo de Meirás tiene que dedicarse a doña Emilia Pardo Bazán, a ensalzar y estudiar su obra", recalca el catedrático, que tilda como "una nueva injusticia" que se plantee dedicar el inmueble de Sada (A Coruña) a la memoria histórica.

Pocos saben que el Pazo de Meirás fue diseñado por ella que, ayudada por algún amigo arquitecto, diseñó sus planos, tras heredar la finca de la granja de Meirás, en 1818 de manos de  su abuelo. Aún se conservan unos 3.000 volúmenes de su biblioteca, relata Paz Gago. "Meirás debe estar dedicado a la figura y a la obra de Emilia Pardo Bazán, que fue su creadora, no a la figura de su usurpador, que fue Franco", concluye Paz Gago.