Público
Público

León de Aranoa presenta el documental sobre Sabina, su sentido del humor y su defensa de la vida canalla

La presentación oficial de 'Sintiéndolo mucho', ya proyectado en el Festival de San Sebastián, se hará este sábado con la presencia del director, de Sabina y de Leiva, que participa nuevamente en una película del cineasta.

León de Aranoa
El director Fernando León de Aranoa recibe el premio al Mejor Director por 'El buen patrón', durante la ceremonia de entrega de los Premios Platino celebrada en el recinto IFEMA de Madrid. Chema Moya / EFE

A lo largo de 13 años, Fernando León de Aranoa ha filmado aquí y allá a su amigo Joaquín Sabina y el resultado es Sintiéndolo mucho, un documental que ensalza la figura del cantante, su sentido del humor y su defensa de la vida canalla que ha podido verse este viernes en el Festival de San Sebastián

El documental se ha proyectado en un pase para periodistas, pero la presentación oficial será este sábado, con público, en el Velódromo de San Sebastián, después de una rueda de prensa a la que está previsto que asistan León de Aranoa, Sabina y Leiva, su cómplice musical en los últimos años, que también ha participado en la película.

Aunque el arco temporal de la narración es de 13 años, lo que recoge son momentos esporádicos compartidos a lo largo de ese tiempo, reuniones de amigos en su piso del barrio madrileño de Tirso de Molina, una gira por México, un viaje en coche junto al escritor Benjamín Prado o un homenaje recibido en su Úbeda (Jaén) natal.

Todo ello estructurado mediante una larga entrevista que le hace el propio director de filmes como la triunfadora de los últimos Goya El buen patrón (2021) o Los lunes al sol (2002), y que hace seis años estrenó otro documental sobre Podemos.

'Sintiéndolo mucho' arranca en las bambalinas del concierto del Wizink que dio junto a Joan Manuel Serrat aquel fatídico 12 de febrero de 2020, justo antes de la caída que le llevó a ser operado de urgencia y le ha apartado prácticamente desde entonces de los escenarios.

Sabina, de 73 años, sólo actuó brevemente, junto a Leiva, en la última gala de los Goya y en abril se presentó por sorpresa en un concierto de La Banda Sabinera en la Sala Galileo Galilei de Madrid.

En el documental habla abiertamente de su miedo escénico, que persiste pese al medio siglo de carrera a sus espaldas y a estar considerado una figura esencial de la música popular española contemporánea. Su pareja, Jimena Colorado, le acompaña en el camerino y hasta que pone un pie en el escenario.

Sabina confirma que sus canciones tienen mucho de autobiográfico. Por ejemplo, dice que 19 días y 500 noches la compuso después de tres días sin dormir y "mucha cocaína" o que el atraco que narra en Pacto entre caballeros sucedió realmente, aunque el final de la canción está "exagerado".

En otro momento sostiene que el amor es "una mierda" para componer y que lo que más le inspira es el desamor. Y durante un viaje a Úbeda para recibir un homenaje recuerda su "infancia gris" y la relación complicada que siempre tuvo con su ciudad natal.

Defensor de la contradicción, se define de izquierdas y a la vez anarquista y liberal; animalista al que le gustan los toros -su padre le llevaba de pequeño a las corridas-, y ateo enamorado de la Semana Santa. Se le ve asistir a una corrida de José Tomás en Aguascalientes (México) en la que el torero sufrió una grave cogida que captaron las cámaras y que ocupa un buen capítulo del documental.

Sobre Serrat, con quien ha salido de gira en varias ocasiones, dice que es un tipo "muy organizado, con un lado encantador y otro rígido". El broche es una canción nueva compuesta expresamente, junto a Leiva, para la película, con el mismo título, Sintiéndolo mucho.