Público
Público

La familia de Benedetti se pelea por la herencia

Su fundación será la heredera única del legado del poeta

DANIEL VIGLIONE

Hace algo más de un mes el poeta Mario Benedetti moría en su apartamento a los 88 años de edad dejando tras de sí un enorme legado que, según manifestó el escritor en su testamento, seguirá vivo en la fundación que llevará su nombre. Según ha podido saber este periódico, algunos allegados al autor de La tregua confirman que la Fundación Mario Bendetti será la heredera universal del patrimonio generado hasta la fecha por el escritor, así como también del que se produzca en un futuro por derechos de autor y demás compromisos contractuales.

Amigos y familiares directos del poeta, como su hermano Raúl Benedetti, también han sido contemplados en la última voluntad del escritor, tal como señala Eduardo de Freitas, albacea de la sucesión. "Mi vínculo con Benedetti tiene más de 10 años. De hecho, este tema del testamento lo venía hablando conmigo desde hace tres años", puntualizó el abogado aludiendo a las críticas de Raúl Benedetti.

Sin embargo, el viernes el hermano de Benedetti arremetió en la prensa local al asegurar que sospecha que al laureado autor "le hicieron firmar" un testamento que no reflejaba su voluntad. El citado testamento, redactado en mayo de 2008, revoca uno anterior, de diciembre de 2007, establece como "único y universal heredero" a la fundación y una renta vitalicia a su hermano de 2.000 dólares (1.430 euros).

A pesar de ello, De Freitas insistió en señalar que entre el hermano de Benedetti y él no existe ningún inconveniente y que fueron ambos los que dispusieron sellar las puertas del apartamento del escritor, ubicado en Zelmar Michelini 1337, para preservar los bienes que allí se encuentran.

La Fundación Mario Benedetti estará presidida por la poeta Sylvia Lago, amiga del escritor desde hace más de 50 años, y estará integrada también por otros amigos del autor, como el cantautor Daniel Viglietti, el escritor Eduardo Galeano, el cineasta Ricardo Casas creador del filme sobre el autor Palabras verdaderas y el ex diputado socialista Guillermo Chifflet, entre otros.

Uno de los objetivos principales de esta fundación es el cuidado de la publicación de textos que Benedetti dejó terminados e inéditos, así como también la investigación y divulgación de su obra, con becas para estudiantes y la dirección de tesis en doctorados o maestrías basadas en su bibliografía o en la de otros escritores latinoamericanos.

"Los objetivos fueron fijados por el propio Mario. Fue él quien dejó escrito en el testamento lo que quería que hiciéramos. Desde el local en el que va a funcionar hasta cuidar la edición de obras que él dejó pendientes, como Biografía para encontrarme, un libro con más de 60 poemas", señaló Lago.

"Sin duda, la fundación es la principal heredera en su testamento, pero también sus parientes y amigos recibirán cosas, como esto que me sucede a mí, que no sabía que me había elegido para presidir esta institución que él en vida no quería que se creara porque le parecía una falta de humildad", finalizó.

De Freitas también remarcó que una vez que el inventario esté terminado, las medidas de seguridad del apartamento se levantarán y se iniciará el estudio del estado de cuentas que tenía el escritor, desde las deudas que pueden estar generándose hasta los ingresos que percibe por derechos de autor.

Entre los bienes atribuidos por el testamento a la Fundación aparecen el apartamento donde residió hasta su muerte el escritor, que será la sede inicial de la institución, una cuenta bancaria en el Banco Santander y los derechos de autor de las obras de Benedetti, vigentes hasta 2059.