Estás leyendo: En el limbo

Público
Público

En el limbo

EULÁLIA IGLESIAS

Más allá de la vida

Director: Clint eastwood
Género: drama
Reparto: Matt Damon, Cécile de France, Lyndsey Marshall
Duración: 129 minutos

EN SÍNTESIS

Tres personas en diferentes puntos del planeta viven experiencias cercanas a la muerte. Marie, una periodista francesa de éxito, vuelve a la vida tras ser dada momentáneamente por muerta durante el ‘tsunami' en Indonesia. En Londres, el pequeño Marcus intenta sobrellevar la desaparición repentina de su hermano gemelo mientras su madre lucha contra la drogadicción. Y el norteamericano George prefiere trabajar en una fábrica que explotando su don para conectar con el más allá. Las dos mujeres se pondrán en contacto con él en una búsqueda de respuestas y consuelo.  

COMENTARIO

Cineasta con los pies siempre bien firmes en el suelo, a sus más de 80 años Clint Eastwood se atreve a firmar un drama sobrenatural con la experiencia de la muerte como eje. Una temática compleja que se le acaba escapando de las manos al autor de Sin perdón al ponerla al servicio de un insufrible discurso ‘new age'. Más allá de la vida empieza con buen pie.

Eastwood aborda con su habitual habilidad el planteamiento de cada uno de los dramas de los personajes, desde el muy bien resuelto arranque en Indonesia en pleno ‘tsunami' a la secuencia de presentación de los hermanos en el estudio del fotógrafo. Pero la introducción del elemento fantástico a través del personaje de Matt Damon, que parece una copia de los protagonistas del cine de M. Night Shyamalan (un "escogido" que lleva mal el tema), desestabiliza la película. Por momentos, Eastwood abandona sus tareas de buen narrador para meterse a predicador de una muy simplona teoría sobre la existencia del más allá, más propia de un programa esotérico que de una experiencia metafísica trascendente. La película va tomando entonces un tono tan infumable como deducimos debe tener el ‘best-seller' de autoayuda que escribe el personaje interpretado por Cécile de France. Para rematarlo, Eastwood y su guionista optan por una de esas caducas estructuras de historias cruzadas que, como en el cine de Alejandro González Iñárritu cuando trabajaba con Guillermo Arriaga, pretende presentar un mundo donde todos estamos conectados y complementados.

Aunque duela decirlo, Más allá de la vida no desentona en el último tramo de la filmografía de un cineasta que nunca había estado en tan baja forma. También títulos como Invictus, El intercambio y en menor medida Gran Torino se salvaban de quedarse en meros telefilmes porque el genio para la narración del responsable de ‘Los puentes de Madison' sigue inmarchitable. No perdamos la fe y esperemos que el ‘biopic' que prepara del temible director del FBI J. Edgar Hoover evite esta tendencia al simplismo y remonte su carrera.  

 CRÉDITOS

Es la segunda vez que Eastwood trabaja con Matt Damon tras ‘Invictus'. El actor se ha convertido en uno de los preferidos de cineastas como Gus Van Sant, Martin Scorsese, Steven Soderbergh o George Clooney, y muy pronto lo veremos en ‘Valor de ley', lo nuevo de los hermanos Coen. En el reparto más internacional de cualquier película de Eastwood encontramos también a Cécile de France, vista en ‘Una casa de locos' y en el ‘slasher' ‘Alta tensión' de Alexandre Aja, o a los debutantes Frankie y George McClaren, estupendos como esos mellizos que parecen escapados de un filme de realismo social británico. Atención a la recuperación de Marthe Keller, la ‘Fedora' de Billy Wilder, como la doctora de la clínica suiza. Eastwood ha recibido el apoyo directo de Steven Spielberg: su nombre aparece acreditado como productor ejecutivo, así como el guionista Peter Morgan.