Público
Público

"Hoy en día la persona se reduce a un cuerpo"

Dominique A, músico francés renovador de la ‘chanson’, acaba de publicar su primer disco en directo, ‘Sur nos forces motrices’, y hoy lo presenta en Sevilla.

ANDRÉS CASTAÑO

Monsieur Ané vuelve a la actualidad tras su último trabajo de estudio, L’horizon (2006). Pero no lo hace de cualquier manera, sino con un directo muy especial, Sur nos forces motrices, un disco concebido a partir de cuatro conciertos en Francia con su actual banda.

Este directo sirve de repaso de una carrera de más de 15 años y resume la magia de tocar con otros músicos, la magia de ver crecer y cambiar sus canciones en vivo. La elección de este título está justificado: procede de un verso de la canción Dans un camion, incluida en su último álbum, “una canción sobre la vida en una gira. Sobre todo está la idea de algo colectivo, de algo físico, de algo potente, con fuerza, que está relacionado con la vida en una gira, con la convivencia con el grupo con el que tocas”, nos comenta el francés vía telefónica desde su residencia en Bruselas.

Dominique A ya nos tiene acostumbrados en la Península a sus directos en solitario, donde nos noquea con sus canciones al desnudo, construidas a base de grabar pistas de guitarras y voces. Ahora nos vuelve a sorprender con el grupo que le ha acompañado en los últimos años.

En el caso de Sur nos forces motrices, “quería grabar varios conciertos y escoger la versión más excitante. Lo que me interesaba no era la atmósfera del directo. La gente que viene a un concierto viene a escuchar la música, pero también a ver a un grupo. Un directo es algo contradictorio. Lo más interesante era la forma en que el grupo había arreglado la canción, el aspecto musical y no el recuerdo de una gira”.

Poeta de lo cotidiano

El francés, natural de Nantes, crea unas letras que desmigajan el quehacer cotidiano y que vienen acompañadas de una música a veces visceral, a veces delicada, y muy elaborada, donde los detalles están cuidados y calculados. La vida de Dominique A transcurre entre períodos solitarios en los que compone canciones –inmerso en su propio universo personal–, su trabajo en un disco –cuando graba y toca con músicos– y las giras.

Cuando le hablamos de la inclusión del artista en la vida pública y política, como en el caso de Carla Bruni, lo tiene muy claro. “Soy bastante escéptico de la implicación de los artistas. Yo no quiero aprovecharme de tener una voz pública para decir lo que sea. Los artistas son gente que se encuentra al margen de todo, por eso son artistas. Para implicarse creo que hay que alejarse del estatus de artista”.

En el mismo foco público, Dominique A critica la posición de un semanario de izquierdas, Le Nouvel Observateur, que en un número sobre la pensadora Simone de Beauvoir utilizó para la portada una fotografía donde aparecía desnuda. “Hoy en día parece que la gente se reduce a un cuerpo, me parece insultante”, critica.    

El universo de Dominique A no se acaba en lo musical. En 2004, 15 escritores francófonos escribieron relatos basados sus canciones. El año pasado, 32 autores de cómic, se basaron en su cancionero para editar Dominique A: Textes Illustrés. Las fronteras artísticas no tienen fin.

La canción, un tercer brazo para Dominique A

Cuando le comentamos a Dominique A sobre la elección de las 15 canciones que componen ‘Sur nos forces motrices’, un álbum que incluye canciones de todos sus discos, el francés es contundente en su respuesta. “Había canciones que no quería eliminar, canciones emblemáticas como ‘Antonia’, ‘Pour la peau’ o ‘Le courage des oiseaux’. Son temas obligatorios. Luego otros fueron elegidos porque las grabaciones aportan algo novedoso al original. Hay canciones como ‘Le courage des oiseaux’, de 1992, que son como mi tercer brazo. Si no la toco en directo, es como si me quitasen el brazo”.