Público
Público

"El objetivo es que la gente baile, grite, se divierta"

Los luso-angoleños Buraka Som Sistema mezclan el kuduro con la electrónica

TONI POLO

Del distrito inmigrante lisboeta de Buraka sólo podía salir un grupo como éste. "Dos somos de Angola y dos portugueses; los cuatro somos DJs, de ahí lo de Som Sistema", explica Conductor, uno de ellos. Habla con cadencia cubana, acento portugués y ritmo angoleño. Y muy urbano, como su música: "Nos gusta llamarlo sonido urbano porque mezclamos lo que tenemos en nuestros orígenes con lo que hace la gente de la calle". Lo que está en sus raíces es el kuduro, un género angoleño de los años 90. "Cuando los productores de mi país empezaron a hacer house y techno, la influencia africana fue ésa, el kuduro".

Al ritmo 4x4 del kuduro le meten hip-hop, rap, dubstep y... "lo que sale, invita a bailar". Considera que mantener las raíces es bonito, pero están mezcladas, y eso es lo original, lo que les pide el cuerpo. "No pensemos en algo ancestral, en el viejo a la sombra de un árbol en África con una guitarra. Sería ridículo, en Angola la vida es moderna. Tipos que están con unas computadoras de mierda Pentium 2 haciendo música. Eso es lo que hay".

Electrónica pura y dura pero con influencias que la hacen una novedad. Por eso el show en directo debe ser cañero: "El objetivo es que la gente se divierta, baile, grite, se olvide de que hay cuatro tipos ahí arriba. Los escandinavos son los que más entienden este rollo: tienen una noción diferente de club y show, no van para mirar al artista, sino para divertirse. Eso es buenísimo para la música electrónica".

BSS han recorrido ya todo el mundo y creen que las ventas de discos no representan el éxito. "El éxito no lo representan las ventas: se ve en Myspace, en Facebook (¡ya no nos caben más amigos en nuestro Facebook!)". Tal vez tenga algo que ver el madrinazgo de M.I.A., con quien trabajaron durante 2008 y que ha colaborado con Joao, Conductor, Kalaf y Riot en Sound of Kuduro.