Público
Público

Nace el 'Observatorio Transoceánico', un puente aéreo musical entre España y Colombia

Diez proyectos musicales, cinco españoles y cinco colombianos, intercambiarán sus países de origen para desarrollar e internacionalizar su música. Un trueque en toda regla con la cultura como principal reclamo. 

Ghetto Kumbé
La banda colombiana Ghetto Kumbé. OBSERVATORIO TRANSOCEÁNICO

Imaginen un puente aéreo hecho de canciones. Imaginen escenas culturales hermanadas por su sones y proyectos musicales que arraigan en tierras remotas. Imaginen un intercambio de ritmos a miles de kilómetros. Pues bien, España y Colombia ya lo tienen; el Observatorio Transoceánico lo ha hecho posible.

Impulsado por la Consejería de Cultura de la Embajada de España en Bogota y por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), la primera edición de esta suerte de cambalache creativo iberoamericano concitará a diez proyectos musicales: cinco españoles para desarrollar e internacionalizar en Colombia; y cinco colombianos para desarrollar e internacionalizar en España. Un trueque en toda regla con la música y la cultura como principal reclamo.

Como aquellos "cantes de ida y vuelta" que trajeron nuevos palos flamencos originados de las conexiones y los viajes entre España y Latinoamérica, el Observatorio Transoceánico fomentará un diálogo largamente postergado. Un reencuentro y una internacionalización que la pandemia ha dificultado debido a los rigores preventivos.

"Este proyecto nace en un momento único, no sólo por el estado de forma que vive cada escena, sino también por el batacazo que ha supuesto la pandemia para muchos músicos y para el sector en general", explica Javier Bornstein, coordinador de los artistas transoceánicos seleccionados de un total de 400 candidaturas.

Artistas españoles como Soleá Morente, Califato ¾, Baiuca, Le Parody o $kyhook han sido elegidos por un jurado colombiano compuesto por medios como Radiónica o El Enemigo, la feria Bogotá Music Market, la promotora Páramo o las agencias Sua Pa Music y FTZ.

Por su parte, los artistas colombianos Mitú, Ghetto Kumbé, Mabiland, Lee Eye o Ha$lopablito han sido seleccionados por personalidades del sector español que forman parte de instituciones como el Instituto Cervantes, medios como Radio 3 o Radio Gladys Palmera, promotoras como Helsinkipro, eventos como el Festival Observatorio o la plataforma de ticketing DICE.

Soleá Morente, una de las elegidas en la presente edición del proyecto. OBSERVATORIO TRANSOCEÁNICO

Asesoramiento personalizado

Si ya es complicado para una banda independiente girar por otros continentes, la pandemia no ha hecho sino agravar esa situación. Es por ello que iniciativas como la que pone en marcha el Observatorio son recibidas por el sector con entusiasmo. "Les ofrecemos un asesoramiento personalizado en ese proceso de internacionalización, también hay una fase de promoción y otra más enfocada a la formación, destinada a los agentes y agencias a las que pertenece cada artista", explica Bornstein.

Los seleccionados podrán disponer también de un diseño conjunto de acciones que favorezcan la creación de una comunidad internacional, así como la participación en espacios profesionales de networking y conexión con programadores internacionales. Un conjunto de ayudas que tienen por objetivo contribuir a que su música despegue hacia nuevos públicos, fortaleciendo, de paso, la conexión musical y cultural entre España y Colombia.

"Creemos que este proyecto no sólo permite dar a conocer a autores y bandas fuera de sus fronteras naturales, sino que además hace posible que se compartan influencias y se generen conexiones, afianzar este diálogo puede servir de inspiración y motivación a otras iniciativas", remata Bornstein.

Quizá sea sólo el principio. Quizá el Observatorio Transoceánico amplíe su radio de acción los próximos años a otras escenas y bandas latinas. Es pronto para saberlo. Disfrutemos, entretanto, de este diálogo reencontrado entre España y Colombia.