Público
Público

'The Investigation' obvia al asesino para centrarse en los "héroes" que lo encarcelaron

Movistar+ estrena este viernes la miniserie completa de Tobias Lindholm ('Borgen') sobre la investigación del asesinato de una periodista sueca a manos de un inventor danés en su submarino casero.

Fotograma de 'The Investigation'.
Fotograma de 'The Investigation'. MOVISTAR +

La periodista sueca Kim Wall nunca volvió de su cita del 10 del agosto de 2017 con el inventor danés Peter Madsen para entrevistarle sobre el submarino que él mismo había fabricado. Durante meses, su desaparición y asesinato se convirtieron en carnaza para los medios de comunicación de Dinamarca, que exprimieron los detalles más oscuros y escabrosos de un caso que a día de hoy aún colea en el país. The Investigation, creada por Tobias Lindholm (Borgen) y protagonizada por Søren Malling, Pilou Asbæk y Pernilla August, viene a contar la parte de la historia que no recogieron los titulares: la investigación y lo que esta supuso para unos implicados en el mismo a los que el equipo de la serie califica de "héroes".

Lindholm, muy crítico con el tratamiento mediático, comenta en una conversación con Público desde Dinamarca que su idea a la hora de abordar este suceso siempre fue alejarse de ese terreno. No le interesaba recrearse en el morbo y en los detalles, sino abordar lo sucedido desde un punto de vista más humano, más cercano y menos explorado. "Echando la vista atrás, fue como una recolección de datos oscuros. Es como si no tuviésemos suficientes datos crueles. Para mi gusto, se cubrió demasiado y creo que estuvimos muy obsesionados con ello. Yo decidí mirar a otro lado", apunta antes del estreno de este viernes en Movistar+.

Jens Møller, el jefe de Homicidios al que interpreta Søren Malling, fue clave en su planteamiento a la hora de escribir el guion. Cuando lo conoció le habló de su trabajo y se interesó por esa implicación de todo el equipo por descubrir qué le ocurrió realmente a Wall y recopilar todas las pruebas posibles para armar un caso sólido con el que llevar ante la justicia al culpable de su trágico final. La entrega fue total. Lindholm menciona a quienes, por ejemplo, se pasaron días, semanas y hasta meses sumergiéndose en las frías y oscuras aguas danesas en busca de los restos de la periodista. También recuerda los sacrificios a nivel personal que muchos tuvieron que hacer y como todos aquellos con los que habló le comentaron la relación de amistad que establecieron.

Fotograma de 'The Investigation'. — MOVISTAR +

"Se convirtió en una historia diferente a la que cubrieron los medios, una historia sobre humanidad, sobre el sistema que funciona, sobre marcar la diferencia y sacrificar su propia vida para cambiar la vida de alguien. Se convirtió de alguna manera en una historia sobre qué pasa cuando la tragedia ocurre y cómo estando juntos podemos cargar con todo. Esto fue para mi importante de contar", resume el creador de The Investigation que, aún hoy, se sorprende del éxito de Borgen tanto a nivel local como internacional.

Obviar al asesino y dar la espalda a la violencia y al morbo son dos de las decisiones más inteligentes por las que apuesta esta miniserie de seis episodios. "Lo oscuro, lo violento…", insiste el guionista, "todo eso ya había sido contado en los medios (…) Y en un relato sobre héroes no había hueco para el villano". Malling, además, recuerda que los personajes "salieron dañaos en el proceso. Hay muchas consecuencias en los policías que trabajaron en este caso, en las familias, los padres… Todas las consecuencias silencian la violencia" y es lo que muestra la serie.

Todo eso contado desde la responsabilidad que acarrea el que, como indica Pernilla August (Ingrid Wall en la ficción), se trate de hechos reales, con personajes reales y tan reciente en el tiempo. Sin embargo, añade, tras conocer a los padres de la periodista tuvo la sensación de que "había que contar la historia, en nombre de Kim Wall". En este sentido, su compañero de reparto Pilou Asbæk (que interpreta al fiscal Jakob Buch-Jepsen) comenta que "hay más responsabilidad por contarlo de la manera más verdadera y honesta que puedas. Cuando conoces a los protagonistas piensas: ‘Esta es la historia que quiero contar’".

La participación en el proyecto tanto de los padres como de las personas en las que se centra la trama fue generosa. Hasta el punto de que la madre de la periodista asesinada resulta parte importante en la construcción de la escena de cierre. Sin entrar en demasiados detalles para no estropear el impacto de la misma, Lindholm reconoce que en principio el final iba a ser otro, pero una vez estuvo en marcha la serie se dio cuenta de que "ese que tenía no era lo suficientemente bueno" y quiso darle más protagonismo a la que considera "la mujer más fuerte que he conocido nunca". Es más, recuerda que "el día que lo rodamos fue probablemente el día más emocionante y mágico que tuve rodando".

Fotograma de 'The Investigation'. MOVISTAR +

Esa carga de emotividad que se vivió en el proceso de creación y rodaje se transmite en la pantalla. El cuidado puesto en las interpretaciones. El respeto por Kim Wall, su familia y quienes llevaron al culpable ante la justicia. "Siempre es interesante cuando representas a personas reales. Tienes que honrarles lo máximo posible porque estas personas han hecho un trabajo increíble, estas personas son héroes. Así que tienes que dar lo mejor de ti, pero también tienes que tener cierta libertad creativa porque no es posible ser 100% realista cuando haces el retrato de una persona. Es una colaboración, es un baile", comenta Pilou Asbæk sobre cómo trasladó su personaje a la pantalla y como tanto él como su compañero Malling estuvieron en contacto con fiscal y detective, amigos en la vida real.

Sobre si siente más presión o no por tratarse de hechos reales, asegura el creador de The Investigation que la presión siempre está, "pero esta vez sentía una responsabilidad distinta". Añade que la sensación de "presión es algo que tiene que ver también con el ego", con el hacer algo que perdure en el tiempo, que será juzgado. Sin embargo, aquí tenía más que ver con la responsabilidad de "contar la verdad sobre estas personas y también de contar una versión que no habíamos escuchado antes, necesitaba asegurarme de que era algo nuevo, diferente…".

Fuera de Dinamarca es posible que la mayoría de los espectadores no conozcan o no hallan oído hablar nunca del caso del inventor danés que asesinó y descuartizó a una periodista sueca hace tres veranos. Saberlo o no en realidad no importa a la hora de entrar en la miniserie y disfrutar de su ritmo, sus personajes, su entrega y las consecuencias de la misma. Todo para llegar a un final esperanzador en medio de un caso lleno de oscuridad a la que el equipo no se dejó arrastrar.