Público
Público

TVE Se emite el capítulo 365 de 'Cuéntame cómo pasó': "La serie ya es una institución"

La emblemática serie de TVE llega a sus 365 capítulos en su temporada número 20, donde la ficción se ambienta en 1991. Desde el equipo de guionistas relatan cómo es el proceso de escritura y las posibles presiones políticas recibidas. Los expertos coinciden en halagar la producción, que pasará a la historia.

Antonio y Merche en 'Cuéntame cómo pasó'
Antonio y Merche en 'Cuéntame cómo pasó'. | TVE

Este 14 de febrero la mítica serie, que apareció en pantalla en 2001, realiza su emisión número 365. Dos decenas de temporadas que han ficcionado 23 años de la historia de España han marcado a toda una generación que ha podido ver cómo se desenvuelven los Alcántara, una familia que según los expertos pasará a la historia y de la que siempre se ha rumoreado su final, tal y como indica Ignacio del Moral, guionista de la serie.

San Genaro, la principal localización en la que se desenvuelven las tramas, es ese barrio en el que todos los espectadores se han podido ver reconocidos en un momento u otro. En esa plaza han confluido los dos pilares principales de la serie: "Por un lado, el retrato de una familia que podría ser la de cualquier español medio, y por otro, contar a través de ellos la historia de España", apunta Álvaro Onieva, especialista y periodista de Fuera de Series. El director de Fórmula TV, Héctor Alabadí, dice que "puede presumir de ser la mejor serie de la ficción", y analiza su recorrido apuntando que "se han esforzado por reciclarse y reinventarse temporada a temporada, dando como resultado algunos de los capítulos más vanguardistas de la pequeña pantalla".

Antonio Alcántara y Mercedes Fernández han formado un núcleo sobre el que orbitan los acontecimientos más importantes de la historia reciente española, aunque son los propios personajes los que, en muchas ocasiones, acompañan al televidente más allá de los hechos que relatan: "Mantener casi intacto a su reparto ha sido una de las piezas claves del éxito de la serie. Así, hemos crecido y envejecido a la vez que lo hacían ellos. Si Ricardo Gómez no hubiese sido Carlitos durante 17 años, la carga emocional de su capítulo de despedida no sería la misma. Son como nuestra familia, sabemos que siempre están ahí", afirma Alabadí.

La "sociología" de la audiencia

Veinte años dan para mucho y no solo los personajes han metamorfoseado sobre sí mismos, también lo ha hecho la audiencia. Tal y como relata Onieva, al principio era una serie pensada para ver en familia, con los hijos, algo que técnicamente se denomina multitarget, que pretende gustar desde el abuelo hasta el niño. Por su parte, el periodista de Fórmula TV, incide en que nada tiene que ver con la televisión de 2001, algo que ejemplifica en la fragmentación de la audiencia con la llegada de internet o la proliferación de canales y plataformas de pago: "El público de la serie ha ido creciendo, desconectando de la ficción como cualquier hijo que se independiza de su familia", relata.

Que la familia Alcántara es una reducción de la sociedad española de aquellos tiempos está claro, algo sobre lo que podría aducirse que, en consecuencia, se hayan omitido ciertos puntos de vista. En este caso, los dos expertos consultados coinciden en que ha sido un acierto hacerlo así, ya que "no es solo a través de la familia sino también de los personajes que los rodean donde se perfilan varias aristas"; además de que "sin la perspectiva de esta familia, no sería Cuéntame. Tal vez sería una serie histórica o un documental, pero no la historia de una familia de la que mucha gente se siente parte".

La familia Alcántara | TVE

De hecho, Cuéntame es una de las serie que mejor se han ambientado en la época que relatan sin desperdiciar los mayores acontecimientos de los más de 20 años que llevan ficcionados. Ignacio del Moral lleva siendo siete años guionista de la serie y así describe el proceso de documentación previo: "Antes de empezar cada temporada la productora [Ganga, junto con TVE] nos pasa un informe extenso sobre los hechos del año en cuestión y de ahí sacamos tanto las tramas principales desde el punto de vista político y social como los detalles pequeños que no marcan la historia pero se recuerdan emotivamente, como el 13-1 a Malta o la llegada de los supermercados a España".

Del Moral comenta que siempre se ha intentado seguir la correspondencia de los años, es decir, una temporada emitida cada año de ficción, y que si en algún momento se ha producido un decalaje es debido a razones prácticas como que "ese año no había mucho material atractivo al respecto o porque había cierto interés en llegar a algún suceso en concreto al final de temporada", en sus propios términos.

La serie en la televisión pública

Es notorio que la política es uno de los ejes que conducen Cuéntame, algo que conjugado con el hecho de que se emita desde la televisión pública podría hacer pensar al televidente la alta susceptibilidad que el gobierno de turno puede tener para influir en los sucesos históricos y el peso que se les da en la serie, una tesis desmentida por el guionista: "Aquí nunca se han producido presiones directas; sin embargo, las personas conservadoras piensan que es una serie más progresista y los progresistas piensan que es conservadora".

"Hubo personas que se quejaron de que unas sábanas tenían círculos morados estampados y pensaron que era para hacer publicidad a Podemos"

El guionista de Ganga Producciones, que forma parte de un equipo de entre cinco y seis personas, reduce a lo anecdótico las quejas que se han derivado del guion y comenta, como curiosidad, que "hubo personas que se quejaron de que unas sábanas que salían en la serie tenían círculos morados estampados y pensaron que era para hacer publicidad a Podemos". Ante este aspecto, Del Moral no se olvida en apuntar que "se ha golpeado más a la izquierda debido a que, hasta la fecha, se han tratado más años de gobierno socialista" y zanja el tema diciendo que "TVE nunca ha intervenido en el guion, ni por política ni por estética, y siempre ha asumido lo que se les proponía con total confianza".

Onieva considera que Cuéntame hubiera tenido la misma cabida en la televisión privada si se compara con la que actualmente goza en la pública ya que “sus datos de audiencia y rentabilidad siempre han justificado su continuidad". Algo diferente es lo que piensa Alabadí cuando relata que "la historia de Cuéntame hubiese sido muy diferente en una cadena privada; de hecho, probablemente nunca hubiese visto la luz"; una teoría que argumenta de esta forma: "La serie conjuga cultura con entretenimiento, sin perder un pizca de emoción, tomándose el tiempo necesario para contar su historia sin ceñirse únicamente a intereses comerciales. Además, el archivo histórico de Radiotelevisión Española ha sido clave en el desarrollo".

La continua incógnita del final

¿Cómo será el final de Cuéntame? Esa es la pregunta que la mayoría de la audiencia se ha realizado alguna vez y de la que poco se puede decir. Desde el punto de vista de Alabadí, que considera que la serie debió terminar con el "brillante" capítulo de despedida de Carlos y Karina, la ficción televisiva no llegará hasta 2020, y apunta una fecha factible para el desenlace final: en 2001, el mismo año en el que se estrenó. Onieva también se pronuncia al respecto, pero más que el año temporal, que coincide con el de estreno, lo que fija es el acontecimiento histórico que debería cerrar la ficción: "La serie se estrenó unos días después de la caída de las Torres Gemelas, así que sería interesante que ese acontecimiento histórico marcase su final, pero es algo que está en manos de TVE y los guionistas".

"El final lógico y metafísico de 'Cuéntame' sería cuando los Alcántara encienden la tele y empieza 'Cuéntame"

Precisamente es Del Moral el que dice que "el final lógico y metafísico de Cuéntame sería cuando los Alcántara encienden la tele y empieza Cuéntame, porque les explotaría la cabeza", remarca el guionista a Público a la vez que señala que "mientras el elenco actoral tenga entusiasmo y TVE quiera, esto seguirá".

Sea como fuere, el último capítulo marcará un antes y después: "Quién más y quién menos, casi todos la hemos visto, seguido o al menos conocido en algún momento. Desde luego, generará muchísima curiosidad ver cómo cierran todo y eso hará que la audiencia se dispare, muy por encima de los 2 millones y medio que la suelen ver hoy día", agrega el periodista de Fuera de Series. El director de Fórmula TV va más allá al apostillar que "el final definitivo de Cuéntame debería ser uno de los mayores eventos mediáticos de la historia de la televisión", y eleva la serie al decir que "Cuéntame es una institución y siempre será recordada por los espectadores". Hasta entonces, habrá que seguir sintonizando La 1 de TVE algunos jueves al año para ver cómo se trama el desenlace final.